Ultimátum de Santos a Cambio Radical

En una reunión en la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos dijo a los congresistas presentes que el partido de coalición que no vote la JEP se queda por fuera de la Unidad Nacional.

El presidente Juan Manuel Santos no quiere en la coalición de Gobierno a ningún partido que se oponga al Acuerdo de Paz. Archivo

El ultimátum del presidente Juan Manuel Santos a Cambio Radical, el partido del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, fue claro: o aprueba la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz, en el Congreso o, sencillamente, queda por fuera de la coalición de Gobierno. La advertencia del primer mandatario la dio en desarrollo de una reunión en Casa de Nariño, este lunes, a donde asistieron los integrantes de las comisiones primeras de Senado y Cámara, para debatir las múltiples trabas que ha tenido ese proyecto desde incluso antes de ser llevado al Legislativo. (Lea: Se debe hacer una nueva Unidad Nacional: la U).

Sorprendentemente, apenas pocos minutos después de dicho encuentro, fueron aprobados 115 artículos de la norma que desarrolla jurídicamente la justicia transicional. “Aprobado informe de JEP tanto en Cámara como en Senado, sin los votos de Cambio Radical. Tenemos los votos”, dijo el senador del partido de la U, Roy Barreras. En pocas palabras, quienes acudieron a la residencia presidencial hicieron caso, lo que no ocurrió con Cambio Radical que se abstuvo de ir a Palacio pese a haber sido invitado. (Lea: Aprobado el grueso del articulado de la estatutaria de la JEP)

Pero, ¿qué significa la advertencia de Santos al partido de Vargas Lleras? “Que lo marginan de la coalición y de los cargos en el Gobierno, porque no es coherente que estén haciendo oposición y se quieran quedar con los cargos del Estado”, dijo a El Espectador una de las voces presentes en la reunión con el primer mandatario. Dichos cargos son, por ejemplo, el Ministerio de Vivienda, de Ambiente, de Educación, el ICBF o la Superintendencia de Notariado y Registro. “Viene el proyecto más importante de la paz y del Gobierno que es la JEP. Partido que no vote la JEP se tiene que ir del Gobierno”, añadió el congresista Armando Benedetti.

El compromiso de quienes dialogaron con el jefe de Estado fue, entonces, no dejar hundir la que es llamada la columna vertebral de los textos de La Habana y, en ese sentido, fueron debatidas algunas proposiciones de senadores y representantes para revisar el texto de la JEP, claro está, sin modificar de fondo lo pactado con la desarmada guerrilla de las Farc. Por eso, fueron también incluidos en la discusión los cambios propuestos por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien tiene serios reparos a ese sistema de justicia transicional.

De momento, está previsto que en el Congreso continúe la votación y siga avanzando el proyecto de ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz, esta semana.  “Los congresistas nos debemos al pueblo colombiano. Nuestro norte es el interés superior, no las posiciones de un Ministerio o las que pueda definir un Gobierno. Aquí nos elige el pueblo colombiano para representarlo a él, no a los intereses de un ministro”, dijo el presidente de la Cámara, Rodrigo Lara, integrante de Cambio Radical ante el mensaje del primer mandatario.