A último debate reforma de equilibrio de poderes

El proyecto, que pasó a plenaria de la Cámara, elimina la reelección del Presidente y el Procurador, deja sin fuero especial al Vicepresidente y les quita el manejo autónomo del presupuesto de la rama judicial a los magistrados.

La comisión primera de la Cámara de Representantes aprobó en séptimo de ocho debates en su totalidad la reforma de equilibrio de poderes que establece un completo revolcón en el funcionamiento del Estado.

De acuerdo al Gobierno, los aprobado hasta el momento, representa un balance “ampliamente satisfactorio” porque está saliendo una “muy buena reforma para restablecer el equilibrio de poderes”.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que esta iniciativa ajusta as instituciones y permite que se recupere la credibilidad y la confianza ciudadana en todas las instituciones.

El polémico artículo

El artículo que suscitó una aguda división y enfrentamiento entre los ministros, finalmente se aprobó como fue planteado desde un principio. Es decir, se les quitó el manejo autónomo presupuestal a los magistrados frente a los recursos de la rama judicial.

El ministro Cristo dijo que “hemos logrado suprimir un Consejo Superior de la Judicatura ineficaz y un modelo que fracasó”.

“Vamos a crear un sistema de gobierno que cumplen con dos propósitos fundamentales: que no haya magistrados administrado recursos de la justicia sino generando providencias y que haya uno expertos que estén trabajando de común acuerdo con la gerencia de la rama para garantizar una inversión eficiente”, explicó.

Algunos puntos claves

  • Se elimina la reelección del Presidente, el Procurador General de la Nación, el Fiscal General de la Nación, el Contralor General de la República y el Defensor del Pueblo.
  • Se establece una curul de garantías para la oposición. El segundo en las elecciones podrá acceder al Senado y su fórmula vicepresidencial hará lo propio en la Cámara de Representantes.
  • Se fija una cláusula pétrea para que sólo sea el pueblo el que decida a través de una referendo una Constituyente la posibilidad de revivir la reelección.