Partidos políticos saldrán a sus regiones a recoger firmas para el referendo

Un pacto para promover la prisión perpetua a violadores de niños

En la Plaza de Bolívar, diferentes fuerzas políticas se reunirán para anunciar su apoyo a la prisión perpetua para violadores y asesinos de niños. El objetivo es lograr las mayorías en el Congreso con el fin de que se apruebe el referendo que dejaría en manos de los colombianos la última palabra.

El caso de Yuliana Samboní, el año pasado, reabrió el debate sobre la prisión perpetua a violadores de niños Gustavo Torrijos

El 10 de enero de este año comenzó la carrera por un referendo que busca que sean los colombianos quienes decidan si la cadena perpetua es el castigo más adecuado al que deben ser sometidos violadores y asesinos de niños. Desde ese momento, Johana Salamanca Jiménez, hija de la fallecida senadora, Gilma Jiménez, decidió salir a las calles acogiendo las banderas de su madre —junto con un nutrido grupo de ciudadanos—, a recolectar las firmas exigidas por las autoridades electorales como requisito para dar luz verde a este mecanismo de participación ciudadana. Claro, no sin antes someterlo a un debate en el Congreso de la República.

Sin embargo, han transcurrido casi cinco meses desde que la Registraduría Nacional le entregó a Salamanca el formulario oficial para recoger las rúbricas de los ciudadanos y de las 1’750.000 firmas requeridas apenas ha logrado 500.000. “Nos quedan 50 días para lograr la meta”, le dijo a El Espectador la hija de la congresista, quien, admitiendo el riesgo en el que se encuentra el referendo de prisión perpetua, decidió no quedarse maniatada. Por eso, hoy en la Plaza de Bolívar habrá una “firmatón” a la que se sumaron diferentes fuerzas políticas y con la que se promulgará el Compromiso por los Niños.

Se trata de una iniciativa para comprometer a los representantes del pueblo en el Congreso, quienes tendrán que movilizarse a partir de hoy en sus regiones para recoger las firmas restantes que permitan convocar a los colombianos a las urnas. “Yo pensaba que el referendo de los niños estaba en la cuerda floja, pero con esta unión de todos los partidos políticos estoy segura de que se van a lograr las firmas. El problema que hemos tenido no es falta de voluntad, sino que no hemos tenido la capacidad logística para llegarles a todos los colombianos”, explicó Salamanca.

Pero ¿qué fuerzas políticas están comprometidas con la causa? Hoy llegarán al centro de Bogotá el Partido Conservador, el Partido Liberal, Cambio Radical, la Alianza Verde, el Centro Democrático, la U y Opción Ciudadana. El Polo Democrático todavía no ha fijado una posición de bancada en torno a la prisión perpetua. No obstante, el congresista Iván Cepeda dijo a este diario que no considera que la salida más adecuada sea modificar las leyes sino lograr que las existentes se cumplan. Una postura a la que sumó la exdirigente y exmiembro de ese partido Clara López, quien también fue contactada por Salamanca para promover el referendo.

“Toda esa propaganda punitiva polariza, genera odio y resentimientos. Además —y se lo dije a Johana— la pena perpetua no le ayuda al niño. Lo que ayuda es la construcción generalizada de conciencia frente a su protección, y eso se hace liderando una política pública en todos los campos: en el laboral, en el social, en el educativo. Yo suscribo el documento de defensa de los niños, pero no encuentro que el remedio sea el populismo punitivo”, le dijo la exministra a El Espectador.

Lo cierto es que hoy Colombia está bastante lejos de proteger integralmente al menor, por más cadena perpetua que se promueva. El más reciente informe de Medicina Legal indica que entre enero y marzo de 2017 se practicaron 4.315 exámenes médicos a niños de entre 0 y 17 años, producto de denuncias por presunto abuso sexual. Eso significa que, a diario, se reportan unos 48 casos de abuso sexual contra menores y, lo más alarmante, según le dijo a El Espectador el director de la entidad, Carlos Eduardo Valdés, es que la impunidad es del 90 %. “De tal manera que si no hay estrategias para cuidar a los niños, de nada sirve elevar las penas. Eso es mera distracción. Lo que se debe hacer es fortalecer los organismos de investigación para hacer que la ley vigente se cumpla”, dijo el funcionario.

Por eso, no sobran las críticas en torno a iniciativas como la cadena perpetua y otras más que reposan en el Congreso, surgidas, entre otras cosas, de la coyuntura del momento. En diciembre del año pasado, el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, promovió la Ley Yuliana, cuando se conoció el brutal asesinato de la menor Yuliana Samboní a manos del arquitecto Rafael Uribe Noguera. Meses después, el país volvió a registrar un nuevo caso de abuso: Sara Salazar, de tan sólo tres años, fue torturada, violada y asesinada en abril pasado, en el departamento de Tolima. Y volvió a radicarse una nueva iniciativa de prisión perpetua, de autoría del senador Lizcano.

Johana Salamanca, sin embargo, ha señalado que en esta ocasión, y al margen del debate electoral, nota un ambiente más optimista en el Capitolio. Sobre todo porque, según sus palabras, los políticos que se han sumado a la iniciativa de cadena perpetua concuerdan con que 60 años de prisión es muy poco tiempo para castigar a los violadores y asesinos de niños. “Esta es una situación atípica que necesita consenso social, para lograr un castigo ejemplarizante”, dijo el senador uribista Iván Duque, otro de los que apoyarán el referendo por la prisión perpetua.

En todo caso, la hija de Gilma Jiménez no abandonará la causa si en esta ocasión el Congreso repite la historia que le ocurrió a su madre. El referendo que ella promovió en vida, aunque fue aprobado, no logró pasar su examen en la Corte Constitucional. Y en su segundo intento, la Comisión Primera de la Cámara de Representantes le negó la posibilidad de avanzar. El último paso que le queda ahora es lograr, de nuevo, el apoyo del presidente Juan Manuel Santos, quien prometió como candidato para la reelección del 2014 apoyar la prisión perpetua. En manos de él quedará la convocatoria de los ciudadanos a las urnas. Sin embargo, sólo en junio se sabrá si el comité promotor del referendo logró conseguir las firmas requeridas para implementar la prisión perpetua en Colombia.