Una campaña sin debate

Un foro político en la Universidad de los Andes retrató el precario nivel de discusión entre candidatos.

Los candidatos Óscar Iván Zuluaga y Marta Lucía Ramírez durante un debate en la Universidad de los Andes. / Andrés Torres

Dos pequeñas sillas blancas estaban ayer en el lugar donde debían estar los candidatos a la Presidencia Juan Manuel Santos y Enrique Peñalosa, como propuso Marta Lucía Ramírez en un foro anterior al que tampoco asistieron los primeros. En la Universidad de los Andes se realizó ayer el debate político que terminó en un diálogo sordo entre el candidato del uribismo, Óscar Iván Zuluaga, y Ramírez, la opción conservadora. Clara López, del Polo Democrático, tampoco participó.

En la primera parte del evento, que organizaron el periódico El Espectador, Congreso Visible, la Universidad de los Andes y la Cámara de Comercio, se pretendía que los candidatos respondieran las preguntas y contrapreguntas de varios académicos y expertos sobre temas de inversión, educación, justicia, proceso de paz y economía. Sin embargo, más que responder a los cuestionamientos específicos que se les hicieron, Zuluaga y Ramírez contestaron con respuestas prehechas que tienen sobre estos asuntos y repiten en todos los foros y debates a los que han asistido.

Por ejemplo, ante la pregunta: “¿Qué políticas y programas propone para mejorar la distribución del ingreso en Colombia?”, los candidatos se concentraron en explicar cómo generar más ingresos, y no en decir cómo redistribuir esos recursos, para acabar las enormes brechas de desigualdad que existen. Ramírez reiteró su idea de emprendimiento empresarial y explicó su deseo de duplicar el área sembrada en alimentos de agroindustria, en un país donde la tierra sigue concentrada en muy pocas manos. Y Zuluaga se quedó con su idea sobre el fortalecimiento técnico y la inversión en ciencia y tecnología.

Tampoco argumentaron cuál iba a ser su política educativa, simplemente hicieron énfasis en el presupuesto que debería tener este sector. Pero más inversión no necesariamente significa una mejor política educativa, como explicó Ana María Ibáñez, decana de economía de la Universidad de los Andes. De la misma forma, ninguno de los dos candidatos contestó si estaría dispuesto a romper o no el proceso de paz entre las Farc y el Gobierno.

En la tercera parte del debate, que debía ser un careo de ideas entre rivales políticos, terminó siendo una conversación fraternal entre conocidos, donde los elogios nunca sobraron. Sólo Ramírez se atrevió nuevamente a cuestionar la talanquera que terminó siendo Zuluaga cuando fue ministro de Hacienda, al restringir recursos para sacar adelante la ley de emprendimiento que impulsaba entonces Ramírez.

 Carácter político

 En la segunda parte del debate se formularon preguntas sobre diversos temas. La única respuesta posible era “sí” o “no”. Los candidatos levantaron simultáneamente las paletas y, al tiempo, se proyectaron en la pantalla los porcentajes de un sondeo previo sobre estos mismos asuntos que respondieron los asistentes, en su mayoría estudiantes. Zuluaga y Ramírez generalmente coincidieron entre ellos y no con el auditorio. Estas son algunas de ellas:

 ¿Está de acuerdo con ampliar las tres causales permitidas del aborto para despenalizarlo totalmente?
Óscar Iván Zuluaga y Marta Lucía Ramírez dijeron que no. El 59% del auditorio contestó que sí y el 35%, que no.

 ¿Está de acuerdo con el matrimonio homosexual?
Zuluaga y Ramírez contestaron que no. El 76% del auditorio respondió que sí y el 20% dijo que no.

¿Está de acuerdo con la despenalización del consumo de sustancias psicoactivas?
Zuluaga y Ramírez coincidieron en que no. El 58% del auditorio dijo que sí y el 31%, contestó que no.

  ¿Aceptaría usted que personas que hayan cometido crímenes políticos se desmovilicen y se postulen a elecciones?
Los candidatos presidenciales afirmaron que sí. El 56% del auditorio estuvo de acuerdo con ellos, frente al 38%.

 ¿Considera usted que debería realizarse una asamblea nacional constituyente para la paz?
Zuluaga y Ramírez respondieron que no. El 58% del auditorio estuvo de acuerdo con ellos, frente al 30% que dijo que sí, y el 12% que respondió que no sabe.

¿Apoyaría una reforma constitucional que elimine la reelección presidencial y aumente el período presidencial a 6 años?
Zuluaga respondió que no, a diferencia de Ramírez que dijo que sí. El 46% del auditorio contestó afirmativamente, frente al 44% que dijo que no y el 10 dijo que no sabe.

 ¿Apoyaría una ley para hacer productivos los recursos naturales de las reservas ecológicas, forestales y de resguardo indígena?
Zuluaga respondió que sí, a diferencia de Ramírez que dijo que no. El 66% del auditorio contestó que no, frente al 26% que dijo que sí y el 8 que dijo que no sabe.

  ¿Está de acuerdo con las demandas de las movilizaciones en torno al paro nacional agrario?
Los dos candidatos presidenciales estuvieron de acuerdo con el sí. El 64% del auditorio estuvo de acuerdo frente al 21% que dijo que no y 15% que no sabe.

 ¿Apoya usted la figura de Zona de Reserva Campesina?
Zuluaga y Ramírez contestaron que no, frente al 56% del auditorio que dijo que sí, el 25% que dijo que no y el 25% que contestó que no sabe.

¿Apoyaría el mantenimiento o la ampliación de las exenciones tributarias a la inversión extranjera?
Zuluaga señaló que sí, Ramírez dijo que no, frente al 55% del auditorio que dijo que no, el 28% que sí, y el 17%, que no sabe.

 ¿Está de acuerdo con la eliminación del servicio militar obligatorio?
Los candidatos dijeron que sí. El 68% del auditorio estuvo de acuerdo con ellos, frente al 27% que no.

 ¿Estaría usted de acuerdo con la reducción del presupuesto militar en un posible escenario posconflicto?
Tanto Ramírez como Zuluaga no estuvieron de acuerdo. El 82% del auditorio dijo que sí.

  ¿Considera que se deben reformar las facultades del procurador?
Ramírez dijo que no, frente a Zuluaga que dijo que sí. El 72% del auditorio contestó que sí.

 En caso de resultar elegido buscaría hacer coaliciones en el Congreso con los partidos de la Unidad Nacional?
Ramírez titubeó y dijo al final que no, frente a Zuluaga que dijo que sí.

 ¿En caso de que haya segunda vuelta y usted sea uno de los candidatos, haría alianzas con otros partidos?
Los dos candidatos levantaron rápidamente la paleta para decir que sí.