Una guerra de odio se desata contra nosotros: Timochenko

En una carta enviada a la misión de la ONU en Colombia, el máximo director de la Farc, Timoleón Jiménez, dijo que se están presentando serios obstáculos para materializar una paz estable y duradera.

El director del nuevo partido político de la FARC reclamó incumplimientos a la acuerdo de paz. Archivo

El máximo jefe de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el partido político surgido de la exguerrilla de las Farc, Timoleón Jiménez, envió una carta a la misión de la ONU en Colombia en la que, además de agradecer su rol que permitió culminar con éxito el proceso dejación de armas, advierte sobre incumplimientos en la implementación del acuerdo de paz.

Según sus palabras, hay distintas instituciones del Estado que se han interpuesto para impedir que lo pactado en La Habana se cumpla, según los compromisos. En ese sentido, afirmó que la Fiscalía se está atravesando para impedir que comience a funcionar el sistema de justicia transicional. "La Fiscalía General de la Nación se empeña en atravesar toda clase de obstáculos a la creación de la Jurisdicción Especial para la Paz, al igual que a la Unidad Especial que se encargará de las indagaciones judiciales por paramilitarismo y sus vínculos", dijo el director de la Farc. 

En el mismo sentido, se refirió al debate de la reforma política que cursa en el Congreso en este momento. Timochenko dijo que el panorama no parece alentador ante el evidente retraso que ha tenido su discusión en la Cámara de Representantes. "La reforma política navega entre graves hostilidades y sucias maniobras que amenazan hacerla negatoria", agregó en la misiva enviada a la ONU.

Las palabras de Timochenko se dan apenas pocas horas después de que el presidente Juan Manuel Santos liderara el último evento de dejación de armas, en el que los contenedores fueron abiertos y mostrados ante la opinión pública, y en donde reposan las armas que, finalmente, serán fundidas para construir tres monumentos en honor a las víctimas del conflicto armado en el país: uno en Nueva York, otro en La Habana y uno más en Colombia. 

Ante esas críticas, que también incluyen reparos sobre la lentitud de la aplicación de la ley de amnistía, el exlíder guerrillero dijo que "una verdadera campaña de odios y difamaciones se desata contra nosotros. La soñada reconciliación naufraga ante el empuje de quienes insisten en negarnos un espacio en Colombia".

Por eso, el director del nuevo partido político del ex grupo insurgente hizo un llamado a la comunidad internacional para que encienda su voz de alerta y evitar "que se arrebate la paz a nuestra patria". 

Timochenko envió la carta desde La Habana, en la que aclara que no pudo asistir al evento de la ONU dada sus condiciones de salud que lo obligan a permanecer en la isla, en donde lleva acabo un proceso de recuperación.

Temas relacionados
últimas noticias