Desde la unidad nacional piden renuncia de Minagricultura

El senador Armando Benedetti presentó las razones por las cuales, según él, debe irse Rubén Darío Lizarralde.

El ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde.

Desde la unidad nacional han advertido este lunes la necesidad de que el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, salga de ese despacho.

El senador Armando Benedetti Villaneda dio a conocer las razones por las cuales, según él, debe salir del Gobierno el funcionario.

A juicio de Benedetti, atornillar al ministro puede generar una “tendencia suicida” dentro del Gobierno Nacional.

Lizarralde fue cuestionado por el proyecto de ley de baldíos. El senador Jorge Enrique Robledo habló de los impedimentos del ministro por su pasado en Indupalma. (Lea más de las críticas del congresista).

Las peleas entre Lizarralde y el legislador del Polo han llegado al punto de anunciar demandas por unas supuestas chuzadas por parte del ministro. (Lea más sobre esa puja).

Razones que exigen la renuncia

1. La reelección de Santos es un propósito verosímil y factible pero no forzoso ni libre de contingencias y tribulaciones.
2. Las reelecciones también se suicidan.
3. Las reelecciones no están blindadas contra las equivocaciones manifiestas. Ni las continuadas.
4. Episodios como los ocurridos con el retiro del proyecto de los baldíos desnudan ciertas recónditas tendencias autodestructivas.
5. Los antecedentes de esa especie de circo de pueblo que instauró el alto gobierno son múltiples y redundantes.
6. El más remoto de esos antecedentes es el nombramiento del propio ministro de agricultura.
7. Desde tiempos del paro agrario y sus dramáticos efectos de gobernabilidad y encuestas, nombramiento de Lizarralde pareció despropósito.
8. ¿Por qué él? ¿Si, por qué él? ¿Acaso para agravar deteriorada relación del gobierno con campesinos y las organizaciones sociales?
9. Aun suponiendo, como yo supongo, que no se ha probado ninguna actuación ilegal, su nombramiento es por lo menos controversial.
10. Hay cierta ingenuidad en la pretensión del ministro de tramitar sus diferencia como Robledo a punta de “memorias” fantasmas.
11. Lo peor: el proyecto de ley sobre baldíos tenía un artículo que fomentaba la apropiación ilegal ¿No es el colmó?
12. Después de lo de Urrutia y a percepción negativa que el ministro acumuló, ¿cómo fue posible un error así?
13. El proyecto de ley de baldíos se retira no por asuntos de menor, sino de gravísima cuantía
14. Es obvia la sensibilidad política y estratégica del proyecto sobre baldíos. Su contenido y posterior retiro fueron un tiro al pie.
15. Diálogos de Paz, los líos de Urrutia, el paro agrario y el déficit de equidad en el campo reclamaban evitar maniobras suicidas.
16. Pero fue al revés. Se hizo de manera que agravará aún más la situación del gobierno, del ministro y del proyecto.
17. ¿Cómo fue posible que ni Mininterior ni presidente Santos le informarán al Minagricultira que le estaban retirando su proyecto?
18. Después de esos extraños incidentes ¿Qué hace el Minagricultura Lizarralde todavía en su cargo?
19. Habrá otra manera digna, distinta a la renuncia, para enfrentar la enojosa situación en que fue colocado el ministro?
20. Pero más allá de esos incidentes, el ministro está en la “olla” por sus propias y reiteradas equivocaciones.
21. Creo que el ministro Lizarralde debe renunciar. Y si no lo hace, Juan Manuel Santos debió haberla pedido hace semanas.
22. Señor Ministro, por la gobernabilidad, para el sector rural, para Juan Manuel Santos y para usted mismo, el mejor camino es la renuncia.
23. La coyuntura solo admite una lectura: la equidad y el desarrollo social deben ser el destino manifiesto del sector campesino.