Uribe descarta ser fórmula vicepresidencial en 2018

El expresidente se refirió a la propuesta de la precandidata del Centro Democrático, María del Rosario Guerra, en una entrevista radial.

Álvaro Uribe Vélez, senador de la República. Archivo

Muchos lo quisieran. María del Rosario Guerra, una de las precandidatas del uribismo, ya lo propuso. Sin embargo, tal parece que al expresidente Álvaro Uribe Vélez no le suena mucho la idea de ser fórmula vicepresidencial de nadie en las elecciones de 2018. (Lea: Encuesta arroja, por primera vez, imagen negativa de Uribe por encima del 50 %) tamb

En entrevista con la emisora Uniminuto Radio, el senador señaló que esa propuesta no sería conveniente. “Mi tarea es promover hoy a las nuevas generaciones. Yo digo que soy el portero más caro del país: en el Senado procuro salir de último”, señaló.

Agregó que la propuesta de que sea vicepresidente crea un problema porque se crearía un debate, para él innecesario, cuando la opinión pública debe estar pendiente de otros temas más preocupantes. “Se olvidarán de los temas que tiene que debatir el país, de Odebrecht, de la corrupción”, preció el expresidente.

La respuesta de Uribe se dio luego de ser consultado por el periodista sobre la propuesta de la senadora María del Rosario Guerra, quien ha mostrado públicamente su deseo porque sea el líder del Centro Democrático quien la secunde como fórmula vicepresidencia en su aspiración. (Lea: “Uribe no va a ser elegido presidente, sino vicepresidente: María del Rosario Guerra)

El debate estuvo abierto durante algunos días y se esgrimieron argumentos sobre cuáles eran las posibilidades reales de que el expresidente pudiera ser vice sin violar la reforma de la Constitución que eliminó la reelección en caso de tener que asumir como primer mandatario.

Posiciones como la del abogado José Vicente Sánchez, especializado en derecho electoral, U. del Rosario, señalaban que Uribe no contaría hoy con la figura conocida como “vocación jurídica” para ejercer la Presidencia por el hecho de haber sido jefe de Estado anteriormente. “Quien aspira a ser candidato como vicepresidente, NUNCA debió haber ejercido la Presidencia”, señala el artículo.