Uribe dice que en Colombia hay un aumento de la "violencia silenciada"

El senador dijo en EE.UU. que la comunidad internacional no ha sido informada de lo que realmente está pasando en Colombia.

El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez dijo en Washington que la comunidad internacional no conoce el aumento de la violencia en Colombia porque es un tema que “ha sido silenciado”.

Uribe hizo esta afirmación en conferencia de prensa, luego de conocer los resultados del informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC), los cuales confirman las denuncias que ha venido realizando el Centro Democrático sobre el aumento de la violencia en el país.

“La comunidad internacional no ha sido informada de que en Colombia en los últimos años, como lo confirma hoy la CERAC, ha habido un escalamiento de la violencia. Cifras oficiales: 355 por ciento de aumento de ataques a los oleoductos, 64 por ciento de aumento de los retenes ilegales en las carreteras, un aumento enorme de la extorsión (apenas la denunciada), 15 delitos graves que han aumentado por cuenta de estos grupos terroristas en los últimos años”, explicó.

El senador indicó que la comunidad internacional apenas ha empezado a “medio escuchar que el gobierno de Colombia no solamente ha producido una legislación para darle impunidad al terrorismo, sino que hoy ya confiesa, como lo ha dicho el presidente Juan Manuel Santos, que quiere convertir el narcotráfico, la extorsión, el reclutamiento de menores, el secuestro, en delito político para que los terroristas -responsables de esos delitos- no vayan a la cárcel y puedan ser elegidos (en cargos públicos)”.

Durante su segundo día de visita a los Estados Unidos, Uribe se refirió, con ejemplos, a la realidad de la violencia en Colombia por el control territorial del terrorismo.

“A mí me llamaba un campesino de Amalfi (Antioquia) esta semana y me decía: ‘no, aquí ya arreglamos el problema, como no hay autoridad que nos proteja, nosotros no tenemos ante quién denunciar. En un área de Amalfi le pagamos extorsión al ELN para vivir tranquilos, en otra parte a las Farc, en otra parte a los Urabeños”, relató.

Situaciones como la anterior -según Uribe- no alcanzan a ser registradas por los estudios de organismos internacionales o centros de investigación como la CERAC.

“Hay un fenómeno de control territorial del terrorismo que con explosivos y fusiles, somete a la población civil, y como no hay un Gobierno con voluntad de proteger a la población civil, a la población civil no le queda más camino que pagar extorsión, agachar la cabeza ante el terrorismo y no denunciar, y eso no alcanza a captarlo la CERAC”, señaló.

El informe divulgado por la CERAC registra aumento de violencia contra la Fuerza Pública y la infraestructura, confirmando las diversas denuncias que viene haciendo el Partido del Senador Uribe desde el Congreso de la República.

“Nosotros tenemos unas cifras tomadas del propio Gobierno que muestran como en 15 delitos, durante todo este tiempo de negociaciones ha venido aumentando la inseguridad en Colombia: en Norte de Santander los cultivos ilícitos han pasado de 1.889 hectáreas en 2010 a 6.345 en 2013; ha habido una tendencia de crecimiento como en Guaviare y en el Putumayo y en Nariño”, agregó.

Por último, Uribe consideró que ese crecimiento de cultivos ilícitos y de la violencia, son el resultado de las decisiones del Gobierno Santos por complacer al terrorismo.

“El Gobierno Nacional para ponerle punto final al tema del paro en el Catatumbo autorizó los cultivos ilícitos y esa autorización se ve reforzada por la oferta del Presidente de la República, reiterada, de convertir el narcotráfico en un crimen político”, concluyó.