Tres trinos de Uribe para responder al libro de Santos

El senador Álvaro Uribe reaccionó a una entrevista del expresidente Santos sobre La batalla de la paz, el libro que será lanzado el próximo martes. ‘El Espectador’ le adelanta un capítulo en exclusiva este domingo.

En 2014 el expresidente Juan Manuel Santos se encontró con su mentor y contradictor político, el expresidente Álvaro Uribe.Archivo-El Espectador

El libro que presentará el próximo martes el expresidente Juan Manuel Santos, sobre su versión de lo que fueron sus ochos años de gobierno y el proceso de paz con las Farc, desde ya anuncia tempestades políticas y airadas contestaciones. El libro no ha sido lanzado pero algunos apartes del texto escrito por el exmandatario y referidos en una entrevista que le hace el diario El País de España provocaron la primera respuesta.

Naturalmente respondió su principal contradictor, mentor y jefe político: el expresidente Álvaro Uribe, quien desde su cuenta en Twitter citó el título de la entrevista: “Llamarme traidor fue una estrategia muy bien elaborada para minar mi liderazgo”, y comentó: “Santos tiene razón, el tema no fue propiamente traición que refiere a personas en particular, aunque ha sido su motor de vida, pero digamos que el tema fue engaño a millones a quienes nos prometió todo lo contrario de lo que hizo”.

En la entrevista ofrecida al diario español se incluyen apartes del libro y explicaciones del exmandatario sobre cada anécdota narrada. La respuesta del expresidente Uribe se refiere a un aparte en el que le preguntan a Santos si el peor ataque que había recibido fue la acusación de traidor. A lo que el Nobel de Paz respondió:

“Cuando yo mencioné que tenía la llave de la paz en mi bolsillo y no en el fondo del mar y que la podía utilizar; ahí no hubo mayor reacción. Esto se gestó después que sucedieron algunos hechos, nombramientos de gabinete, distanciamiento con mi antecesor. Esto del traidor fue una estrategia muy bien elaborada e implementada para minar mi liderazgo. El liderazgo de cualquier persona y cualquier jefe de Estado se basa en la confianza. Ellos comenzaron con eso. En todos los discursos decían: “Traidor, traidor, traidor”, para lograr ese objetivo político. El primero que me advirtió de que me tildarían de traidor, porque había sido elegido por ser exitoso en la guerra, fue Shlomo Ben-Ami. Porque traición, como digo en el libro, en el fondo no hubo ninguna, sino fue todo lo contrario. Estaba siendo consecuente con lo que se había querido hacer desde hace muchísimo tiempo”.

De igual manera, el senador Uribe interpeló al expresidente Santos por sus narraciones sobre dos encuentros: uno ocurrido en visita al Papa Francisco y otro realizado en Rionegro (Antioquia). Al respecto  Uribe expresó: "Mentirita pero leve de Santos: primera vez que lo vi después del plebiscito fue en Casa de Nariño, reunión que pedimos. En la Base Aérea fue después, seguramente hablé de Arias, mi deber, rogué, vanamente, que en lugar de firmar esa tarde con Farc en La Habana se buscara el acuerdo Nacional".

En otro trino, el expresidente Uribe erremte contra su sucesor en la Presidencia: "¿Por qué a Santos le dije canalla? Porque además dijo en entrevista radial que yo pedí a la policía que nombraran al General Santoyo como director de inteligencia. La policía lo negó como debía ser. Nunca pedí ese"; y en un trino más: "Sobre la mentirita piadosa de Santos: 5 de Octubre reunión en Casa de Nariño, 12 de Noviembre en Base Aérea de Rionegro". 

La entrevista al medio español es sin duda la primera en que el expresidente Santos comenta episodios políticos ocurridos durante su gobierno y que involucran la actualidad nacional.  Santos en su libro revela, por ejemplo, que el hoy senador José Obdulio Gaviria Escobar -en ese entonces asesor del presidente Uribe- lo llamó directamente para pedirle el sistema de inteligencia de las Fuerzas Militares que interceptara a contradictores políticos.

 “Un día, José Obdulio me llamó por la línea directa de Presidencia -el llamado falcon- y me pidió, como lo más normal, que interceptara las comunicaciones de la senadora liberal –cercana a Hugo Chávez– Piedad Córdoba. Me negué rotundamente, le pedí que nunca me hiciera ese tipo de solicitudes y jamás me volvió a repetir la petición. Tal vez fue por eso que usaron el DAS y no la inteligencia militar para las chuzadas que luego saldrían a la luz”, refiere.

Sobre el tema, el periodista de El País le pregunta al expresidente Santos qué otro tipo de irregularidades conoció en su paso por los distintos cargos en el Estado, a lo que responde: “Mire, yo he sido tajante, tan contundente cuando le dije a José Obdulio que por ningún motivo le iba a hacer eso y que nunca más me insinuara algo parecido, que ellos tomaron distancia en ese sentido. Y la verdad es que nunca más me insinuaron nada remotamente parecido. Eso tengo que decirlo con toda claridad. De manera que eso fue suficiente para que por lo menos a mí no me propusieran nada de lo que después se supo que hicieron con los personajes con que se reunieron y las historias que han salido. Yo no era parte del sanedrín del presidente Uribe, nunca lo fui. A mí me tenían mucho respeto, pero también me tenían mucha desconfianza”.

De decenas de estas anécdotas está compuesto el libro del expresidente Santos, el cual se titula: 'La batalla por la paz', será lanzado este martes pero los lectores podrán leer un capitulo anticipadamente en la edición de este domingo de El Espectador.

(Lea un capítulo del nuevo libro de Santos aquí: La reunión de Ríonegro)

 

846609

2019-03-24T15:58:59-05:00

article

2019-03-24T22:15:14-05:00

amolano_1273

none

-Redacción Política

Política

Tres trinos de Uribe para responder al libro de Santos

55

7070

7125