Uribe pide a Fiscalía ser escuchado sobre filtración de coordenadas y niega responsabilidad de FF.MM.

Así lo señaló en un comunicado Jaime Granados, abogado del expresidente.

La polémica sobre las coordenadas reveladas por el expresidente Álvaro Uribe Vélez de una operación castrense adelantada por las Fuerzas Militares para permitir el traslado de unos guerrilleros a La Habana –en desarrollo del proceso de paz– apunta a crecer con el paso de los días.

El abogado Jaime Granados, defensor del exmandatario, emitió este viernes un comunicado donde hace algunas precisiones sobre este álgido proceso.

Granados, como abogado defensor de Uribe, pidió a la Fiscalía General de la Nación que escuche su versión respecto de la publicación en Twitter de la ubicación de una suspensión de operaciones militares.

Además, la defensa de Uribe insiste en que no hay militares implicados en el suministro de las coordenadas pues las obtuvo a través de otras fuentes.

Ningún miembro de las Fuerzas Armadas, entregó la información al expresidente Uribe, quien, como él mismo lo ha reiterado, la recibió por redes y, a través de un periodista. Dicha información fue corroborada con terceras personas, cercanas al proceso con las Farc”, señaló Granados.

Y agregó: “Es lamentable, que se pretenda ahora, responsabilizar a la Fuerza Pública, por el hecho de que la sociedad colombiana, que tiene derecho a estar informada, se enterara de la suspensión de las operaciones militares, cuando lo realmente reprochable es que se haya facilitado la salida del país, de los verdugos de la misma”.

Comunicado del abogado de Uribe

A propósito del anuncio realizado por los medios de comunicación, respecto de la investigación disciplinaria que se adelanta contra varios oficiales de la Fuerza Pública, Jaime Granados Peña, apoderado del expresidente de la República de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, me permito manifestar a la opinión pública en general, lo siguiente:

1. El doctor Álvaro Uribe Vélez, me ha otorgado poder y me ha pedido que solicite a la Fiscalía General de la Nación, que escuche su versión respecto de la publicación de un tuit en su cuenta oficial de Twitter, que daba cuenta de la suspensión de operaciones militares para facilitar la salida de terroristas del país.

2. Ningún miembro de las Fuerzas Armadas, entregó la información al expresidente Uribe, quien, como él mismo lo ha reiterado, la recibió por redes y, a través de un periodista. Dicha información fue corroborada con terceras personas, cercanas al proceso con las Farc.

3. Es lamentable, que se pretenda ahora, responsabilizar a la Fuerza Pública, por el hecho de que la sociedad colombiana, que tiene derecho a estar informada, se enterara de la suspensión de las operaciones militares, cuando lo realmente reprochable es que se haya facilitado la salida del país, de los verdugos de la misma.