Uribe quiere echar baldados de agua sucia a quienes luchamos por la paz: León Valencia

El politólogo recordó que durante el gobierno de Uribe la ONG Nuevo Arco Iris contrató con el Gobierno, tal y como lo hizo hace algunos meses Corpovisionarios de Antanas Mockus con el actual Gobierno.

El politólogo León Valencia salió en defensa del exalcalde Antanas Mockus al recordarle al senador y expresidente Álvaro Uribe que él mismo también tuvo contrato con su gobierno (2002-2010).

En ese sentido, Valencia dijo que pareciera que Uribe tuviera mala memoria por sus ataques en contra del profesor Mockus.

“Cuando estaba en la corporación Nuevo Arco Iris hice convenios con el Estado y estaba el presidente Uribe al mando para cumplir con muchas labores, entre otras, de construcción de paz”, recordó el politólogo.

Y agregó: “Me parece que es un pretexto y me parece también que es una mala manera de desprestigiar y echar un baldado de agua sucia sobre personas que estamos luchando por la paz de manera independiente”. (Escuche cómo León Valencia defendió a Mockus)

Actualmente León Valencia no hace parte de la corporación nuevo Arco Iris. Sin embargo, se mostró de acuerdo con que las ONG’s contraten con el Estado en temas como la paz.

La acusación de Uribe

En las últimas horas surgieron dudas sobre la marcha que promueve Antanas Mockus para el 8 de marzo. De acuerdo a la denuncia hecha por el senador Álvaro Uribe, esa jornada fue financiada por el Gobierno Nacional pues Corpovisionarios tiene un contrato con el Fondo de Programas Especiales para la Paz por un monto de $480 millones.

En principio es no parece haber ninguna irregularidad, incluso desde la oficina del alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, sostienen que se trató de un contrato para hacer pedagogía para la paz. No obstante, revisando el objeto del convenio, señala que se trata de “diseñar, implementar acciones innovadoras que contengan mensajes e ideas estratégicas para invitar a una movilización ciudadana que promueva el respaldo social ante las conversaciones que adelantan el Gobierno y las Farc en La Habana”.

Este acuerdo pone en el ojo del huracán la ‘Marcha por la vida’ que convocó el exalcalde para el 8 marzo, pues no hay claridad si esta movilización es el cumplimiento del contrato con el Gobierno o si realmente urgió de forma espontánea y como ha planteado Mockus “no se trata de una marcha por la paz, sino por la vida que es lo más sagrado”.

Mockus sostuvo que su movilización no tiene ningún tipo de financiación del Gobierno y que no ha recibido dineros para organizarla, precisando que la marcha se está realizando a través de voluntarios y personas que han querido sumarse para apoyar la iniciativa.

“Mi apuesta por la vida no es un capricho o algo coyuntural. Durante mi trayectoria académica, política y ahora como ciudadano le he dedicado mis mejores energías para que ese sueño se convierta en realidad, porque espero que algún día en Colombia todos tengamos absolutamente claro que la vida es sagrada y actuemos conforme a ello”, indicó el exalcalde.