'Uribe tiene nostalgia de poder'

El presidente del Partido de la U le responde al expresidente y defiende al primer mandatario Juan Manuel Santos.

El presidente de la U, senador Aurelio Iragorri Hormaza. / El Espectador
El presidente de la U, senador Aurelio Iragorri Hormaza. / El Espectador

De paso, en su respaldo al jefe de Estado, arremete contra uno de sus coterráneos y colega en el Congreso, el senador conservador José Darío Salazar. Sobre la paz, pese a estar convencido de la buena voluntad de Santos y apoyar su reelección, se muestra muy escéptico ante la actitud que hasta ahora, dice, muestran las Farc.

El expresidente Uribe ve a la U como un partido desechable y anuncia dar la pelea en las urnas. ¿Será que les quita votos?

Sin duda nos va a morder votos a todos los partidos, eso no lo podemos desconocer. Pero yo no soy amigo de que la gente, cuando no está en el poder, sienta tanta nostalgia. Es injusto que el expresidente Uribe desconozca la labor de quien fue su más importante ministro de Defensa, quien ayudó con valor civil y trabajó en inteligencia para acabar con los más importantes jefes guerrilleros. Yo admiro y respeto a Uribe, fue mi colega en el Senado, pero un hombre tan importante y a quien le debemos tanto no puede reflejar con tanta vehemencia su nostalgia de poder.

¿Colombia debe reelegir al presidente Santos?

Sin duda. El presidente sigue haciendo esfuerzos para avanzar en el proceso de diálogo con las Farc, pero creo que tenemos que mirar otros aspectos. Hay que aplaudir lo que se está haciendo en el tema económico. Somos ejemplo de América Latina. Lo que pasa es que los colombianos somos egoístas y no le reconocemos a las personas sus logros. El presidente Santos hizo una cosa muy importante: la reforma a las regalías, cuyos dineros están llegando ahora a todos los departamentos. ¿Acaso eso se le pasó a Uribe por la cabeza en sus ocho años de gobierno?

¿Ve algún candidato fuerte en el uribismo que le pueda pelear al presidente Santos una eventual reelección?

Óscar Iván Zuluaga fue un magnífico ministro, pero es uno de los más sacrificados. Y Francisco Santos se aleja todos los días más de la orientación de su tío abuelo, Eduardo Santos, que fue uno de los mejores presidentes de este país.

¿Cómo ve el proceso de paz con las Farc?

En la U respetamos los intentos del presidente Santos por la paz, pero, mientras se oyen las propuestas de las Farc, es preocupante que quieran quitarle poderes al Congreso. No nos puede pasar lo que se hizo en la Constituyente de 1991, cuando vimos con asombro que el Partido Liberal y un grupo de integrantes del Partido Conservador se unieron al M-19 para dominarla.

¿Se refiere a la idea de otra constituyente para refrendar los acuerdos de La Habana?

Es que propuestas como las de quitarle al Congreso la elección de procurador, contralor, fiscal y defensor del pueblo me producen risa. Las Farc no tienen ninguna autoridad. Hago los mejores votos para que este proceso salga bien, pero como caucano debo decir que las acciones de la guerrilla en el departamento son injustas, y por eso es muy poco lo que creo de ella.

Hasta ahora uno ve un Congreso que apoya a Santos. ¿Podrían cambiar las cosas en la próxima legislatura?

No creo, aunque hay unos dos o tres congresistas que han tratado muy mal al presidente Santos. En particular uno, que ha sido grosero, mal educado, insensato y se ha atrevido a llamarlo “jefe de las Farc”. Le voy a dar el nombre: José Darío Salazar, quien diciendo estas barbaridades, sólo demuestra que está en total decadencia mental.

¿Se ve sentado con integrantes de las Farc, compartiendo curul en el Congreso?

Yo quiero que este proceso termine bien, pero hay que ver qué es lo que proponen y su voluntad de paz. Hasta ahora he escuchado unas propuestas muy enredadas, y es muy difícil creerles.