Uribismo denuncia fraude en elecciones

Dicen que la guerrilla de las Farc presionó a los ciudadanos para que no votaran por los candidatos al Congreso y a la presidencia del Centro Democrático.

Con cifras en mano sobre la millonaria contratación en pauta estatal, el beneficio que implica contar con los espacios de propaganda política que tenían asignados los partidos de la Unidad Nacional –La U, Liberales y Cambio Radical- y afirmando que la guerrilla de las Farc presionó a los ciudadanos para que no votaran por los candidatos al Congreso y a la presidencia del Centro Democrático (CD), la senadora Paloma Valencia denunció el presunto fraude electoral del gobierno del presidente Santos.

La respuesta ante esas acusaciones no se hizo esperar y el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, afirmó que “se trata de denuncias de malos perdedores”.
Señaló Valencia que, de acuerdo con un informe de la Contraloría se demuestra que en época electoral el Gobierno gastó una millonaria suma en publicidad y eventos, y que hubo contrataciones directas por más de $900 mil millones. Montos que a juicio de la parlamentaria fueron empleados para movilizar al electorado, en sus palabras, “para comprar la reelección”.

Además, durante el debate de control político, el CD manifestó que las Farc presionó a los electores para que no votaran por sus candidatos al Congreso, ni a la presidencia por Óscar Iván Zuluaga.

No obstante, el ministro Cristo, presentó un mapa de las zonas de influencia de esa guerrilla y en la mayor parte de estos sitios los ganadores en las elecciones de Congreso y a la Presidencia fueron los candidatos del CD.

Cristo también rechazó los señalamientos por el incremento en la pauta y afirmó que los ministerios y organismos del Estado, cuando un gobierno está cerca de finalizar, tiene la obligación de rendirles cuentas a los ciudadanos y la información que se estaba pautando era precisamente para dar a conocer la gestión del Gobierno.