“Uribismo desató una agresiva campaña para presionar a la Corte”: Iván Cepeda

Noticias destacadas de Política

El senador del Polo pidió al Centro Democrático cesar lo que calificó como “intentos por intimidar y presionar a los magistrados” y advirtió que no se puede arrojar un manto de duda sobre la independencia y la probidad de la Corte Suprema.

Ante las versiones que indican que esta semana habría decisiones en el proceso que se adelanta en la Corte Suprema contra el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez –por supuesta manipulación y sobornos a testigos–, este lunes reaccionaron tanto el uribismo como el propio presidente Iván Duque. Lo anterior, generó una respuesta también del senador Iván Cepeda, la contraparte de Uribe en el proceso, quien alegó que se ha desatado “una agresiva campaña” para presionar a los magistrados del alto tribunal.

Lea también: Se ha tejido un “imaginario criminal”: Centro Democrático cierra filas alrededor de Uribe

Primero, el Centro Democrático advirtió que se ha tejido un “imaginario criminal” para deformar la conducta institucional y privada del expresidente, mientras que el jefe de Estado señaló que ha podido construir una amistad con el expresidente y por eso puede decir que “es una persona a la que la palabra honorabilidad le casa en todos los comportamientos de la vida”.

También le puede interesar: La férrea defensa del presidente Duque a Álvaro Uribe ante proceso en la Corte Suprema

Ante esto, Cepeda recordó que, sumado al caso de la Corte, el Juzgado 35 Penal Municipal con función de control de garantías va a decidir sobre la solicitud de medida de aseguramiento de los abogados Diego Javier Cadena y Juan José Salazar. Por lo que reclamó que desde el Centro Democrático, la propia Presidencia y los seguidores del uribismo buscan “sembrar confusión en la opinión pública”, y presionar a los magistrados “con amenazas veladas o abiertas”.

“No es la primera vez que esto ocurre. En octubre de 2018, ante la citación a indagatoria al senador Uribe, se hizo una campaña con el mismo libreto y propósito. En ese entonces se intentaba convencer a la ciudadanía que Uribe está por encima de la justicia y que de darse esa diligencia judicial, sobrevendría un estado de conmoción nacional de consecuencias impredecibles”, alegó el senador del Polo Democrático.

El parlamentario instó al Centro Democrático a cesar lo que calificó como “intentos por intimidar y presionar a los magistrados” y advirtió que no se puede afirmar que se respetan las instituciones, “y al mismo tiempo arrojar un manto de duda sobre la independencia y la probidad de este tribunal supremo ante una decisión adversa”.

Para Cepeda, el respeto a la justicia implica la aceptación de las providencias y sostuvo que el hecho de calificar como “inédita paradoja” que Uribe pueda ser privado de la libertad, “mientras exguerrilleros tienen representación en el Congreso”, demuestra “la cínica convicción” de que el exmandatario debe gozar de inmunidad frente a decisiones en su contra, “y que su condición de expresidente incluye la impunidad”.

El legislador indicó también que la incitación a la violencia es un delito sancionado penalmente, en referencia al vaticinio de que una medida privativa de la libertad en este caso conduciría a una situación incontrolable. Instó también al presidente Duque que actúe como jefe de Estado y no como defensor de oficio de su mentor político, y que cese “sus reiterados intentos de intromisión en las deliberaciones del poder judicial”.

Comparte en redes: