Uribismo rechazó señalamiento de Santos de neonazis y fascistas

Aseguran que por vestir de luto en eventos del presidente candidato no pueden ser calificados así.

La controversia entre el Centro Democrático y el presidente Juan Manuel Santos continuó este miércoles por cuenta de los señalamientos del Jefe de Estado contra varios jóvenes uribistas.

Ante la aseveración del mandatario frente a movimientos fascistas que quiere boicotear su campaña, el uribismo emitió un comunicado donde advierten que no pueden ser calificados así.

"El hecho de que los jóvenes vistan de luto, para expresar su dolor por el asesinato de policías y soldados, no es motivo para que sean acusados de neonazis y fascistas, como lo ha hecho el jefe de Estado", cita la misiva.

El Centro Democrático advirtió que la vida de los jóvenes que protestaron de luto contra el presidente candidato puede estar en riesgo ante la declaración del propio Santos.

"Lamentamos que sea el propio presidente Santos el que polarice al país con sus señalamientos y quiera tender cortinas de humo para no enfrentar las realidades del país, poniendo en riesgo, además, la vida de estos jóvenes que nada tienen que ver con los grupos que menciona", indica el uribismo.

COMUNICADO

El Centro Democrático rechaza los señalamientos que el candidato-presidente Juan Manuel Santos hizo en las últimas horas contra un grupo de jóvenes, que protestaron en su visita a Popayán. El hecho de que los jóvenes vistan de luto, para expresar su dolor por el asesinato de policías y soldados, no es motivo para que sean acusados de neonazis y fascistas, como lo ha hecho el jefe de Estado en entrevista con la cadena BBC.

Lamentamos que sea el propio presidente Santos el que polarice al país con sus señalamientos y quiera tender cortinas de humo para no enfrentar las realidades del país, poniendo en riesgo, además, la vida de estos jóvenes que nada tienen que ver con los grupos que menciona.

El Centro Democrático en representación de los miles de ciudadanos que se identifican con sus tesis y que lo han respaldado en las urnas, nuevamente invita al presidente-candidato al debate con argumentos, sin que siga evadiendo sus responsabilidades con los electores.