Uribistas dicen que EE.UU. concedió asilo político a Andrés Felipe Arias

Insisten en cuestionar la condena proferida por la Corte Suprema de Justicia por el caso de Agro Ingreso Seguro.

Archivo El Espectador

Algunas de las principales figuras del uribismo han indicado en las últimas horas que el gobierno de Estados Unidos le otorgó el asilo político al exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias.

Fue la representante a la Cámara, María Fernanda Cabal, quien anunció que el Gobierno de EE.UU. le concedió dicho beneficio al exministro.

También fue Alicia Arango, exsecretaria privada del expresidente Álvaro Uribe, quien señaló que “Dios aprieta pero no ahorca. A Andrés Felipe Arias, después de tanto sufrimiento, EE.UU. le concede el asilo ¿Por algo será o no, señores de la Corte Suprema de Justicia?”.

Sin embargo, oficialmente el Centro Democrático no ha confirmado si la disposición de las autoridades estadounidenses es otorgar dicho asilo.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó al exministro por su participación en los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y celebración de contratos sin el cumplimiento de os requisitos legales en el marco del juicio que se le adelantó por el llamado escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS).

El alto tribunal consideró que existen pruebas documentales y testimoniales que permiten establecer que Arias Leyva incurrió en una falta penal al no celebrar licitación pública para la entrega de multimillonarios subsidios agrícolas, y en vez de esto le entregó esta competencia de manera directa con el IICA.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural al celebrar los convenios desconoció los principios rectores de la función pública y de la contratación estatal, en especial los de planeación, transparencia, economía y responsabilidad. Al escoger de manera discrecional al IICA como cooperante soslayó la regla según la cual la escogencia del contratista debe efectuarse a través de licitación o concurso público”, precisó la Corte Suprema.

Igualmente se consideró que el entonces jefe de la cartera de Agricultura conocía de primera mano las irregularidades sobre frente al fraccionamiento de predios por parte de un grupo de empresarios quienes se vieron beneficiados con más de dos subsidios lo cual iba en contra de la naturaleza de la ley.