Vacaciones obligatorias para el presidente

Un proyecto de ley propone 15 días de descanso por año de labores para el jefe de Estado. Si no los toma, el Senado se los decretaría.

El senador cree que es necesario que el jefe del Estado tenga un período de vacaciones al año por el bien de su salud. / El Espectador
El senador cree que es necesario que el jefe del Estado tenga un período de vacaciones al año por el bien de su salud. / El Espectador

Que el cargo de presidente de la República implica unas responsabilidades y un alto nivel de estrés, eso no lo duda nadie. Por eso, el senador conservador Efraín Cepeda Sarabia cree que se hace absolutamente necesario que el jefe del Estado tenga un período de vacaciones al año, por el bien de su salud y en aras también de la protección al principio de igualdad de los trabajadores de que trata el Código Sustantivo del Trabajo.

Pues bien, Cepeda radicó este martes en el Congreso un proyecto de ley que establece “el derecho a tener vacaciones al presidente”, quien tendría un período de 15 días hábiles de descanso, por cada año de servicio. Dichas vacaciones las podrá tomar en días continuos o discontinuos pero, en todo caso, deberá sacar al menos siete días al año, previa notificación al Senado.

La iniciativa señala además que si dentro de los seis meses siguientes a la fecha de haberse cumplido el año para obtener el derecho a las vacaciones, el primer mandatario no ha notificado al Senado la fecha en que las tomará, esta corporación legislativa, en pleno, determinará la fecha en que deba obtenerlas, consultándole previamente por escrito.

Y al igual que sucede hoy cuando el presidente sale de viaje, durante sus vacaciones sería reemplazado por el ministro de su mismo partido, según el orden que es establece el Artículo 17 de la ley 1444 de 2011.

Según el senador Cepeda, “es claro que ser presidente de la República es un cargo que trae a cuestas grandes niveles de presión, ansiedad, angustia y agotamiento, que podrían conllevar a posibles enfermedades, y es éste argumento el que da más fuerza a esta inclusión prestacional para que tenga el derecho que todos los trabajadores sin distinción alguna disponen en Colombia como es disfrutar de las vacaciones”.

Precisamente, en lo que tiene que ver con el principio de igualdad, el Código Sustantivo del Trabajo señala que “todos los trabajadores y trabajadoras son iguales ante la ley, tienen la misma protección y garantías, en consecuencia queda abolido cualquier tipo de distinción por razón del carácter intelectual o material de la labor, su forma o retribución, el género o sexo salvo las excepciones establecidas por la ley”.

Para Efraín Cepeda, con el jefe de Estado también aplica la sentencia del Consejo de Estado de abril de 2010, que dice que “el derecho al descanso consiste en el derecho de todo trabajador a cesar en su actividad por un período de tiempo y tiene como fines, entre otros, permitirle recuperar las energías gastadas en la actividad que desempeña, proteger su salud física y mental, el desarrollo de la labor con mayor eficiencia, y la posibilidad de atender otras tareas que permitan su desarrollo integral como persona e integrante de un grupo familiar”.
 

Temas relacionados