Vargas Lleras celebra la salud del presidente Santos

Las declaraciones de Vargas Lleras, además, llaman la atención debido a que el buen estado de salud del presidente Santos significa también una buena noticia para su aspiración presidencial.

Germán Vargas Lleras, vicepresidente de Colombia. Archivo

El vicepresidente Germán Vargas Lleras celebró las buenas noticias que llegaron en la mañana de este lunes sobre la salud del presidente Juan Manuel Santos.

“Celebro parte sobre salud del presidente, que descarta cualquier complicación futura y le permite seguir en plenitud de condiciones”, señaló Vargas Lleras en su cuenta de Twitter. (Lea: “No tengo metástasis ni ningún tumor”: Juan Manuel Santos)

Según informó en mismo Santos, luego de los exámenes a los que fue sometido, tanto en Bogotá como en Estados Unidos, se descartó la presencia de masas tumorales, sin embargo, para eliminar cualquier posibilidad será sometido a un tratamiento con medicamentos y a una sesión de radioterapia que, explicó Adolfo Llinás, director médico de la Fundación Santa Fe de Bogotá, no representa ninguna limitación para el ejercicio de sus funciones.

Las declaraciones de Vargas Lleras, además, llaman la atención debido a que el buen estado de salud del presidente Santos significa también una buena noticia para su aspiración presidencial.

Si Santos se incapacitaba, Vargas Lleras quedaba en la encrucijada de renunciar a su cargo, para poder aspirar sin problemas a la Presidencia en 2018, o asumir el cargo de presidente, una situación que si se extendía por más de tres meses lo dejaba inhabilitado tanto porque tendría que renunciar a más tardar en febrero para aspirar como por la inhabilidad contemplada en el artículo 197 de la Constitución. 

De hecho, muchos daban por hecho que ante ese escenario, Vargas Lleras dejaría su cargo y empezaba el sonajero sobre quién podría ser su reemplazo, como Juan Carlos Pinzón, embajador de Colombia en Estados Unidos, o Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda.

Sin embargo, la situación de salud de Santos que se conoció este lunes, sin duda, es un respiro para Vargas, que lo libra en el momento de tomar la decisión de irse o quedarse en el Gobierno.