Vicepresidenta pide acciones contra militante conservador que criticó el gabinete paritario

El presidente de la tolda azul en Santa Rosa de Cabal, Risaralda, Guillermo Rivera Millán, manifestó que el primer mandatario “está encartado con tanta mujer ministra” y que no le gusta dar aval a candidatas para la Alcaldía de ese municipio porque son “funestas administradoras”.

Marta Lucía Ramírez es la primera mujer que llega a la Vicepresidencia.Cristian Garavito - El Espectador

Como era de esperarse, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez no guardó silencio ante los audios revelados en los que se escucha al presidente del Partido Conservador en Santa Rosa de Cabal, Risaralda, Guillermo Rivera Millán, descalificar el rol de las mujeres en la política, tanto a nivel local como nacional.

En una carta dirigida al director de la tolda azul, Omar Yepes, la vicepresidenta se queja de las palabras del funcionario local y pide tomar acciones correspondientes contra Rivera que, a su juicio, las declaraciones que hizo denigran a la mujer colombiana.

“De manera atenta y conforme a las atribuciones que tiene el partido y usted como presidente del mismo, solicito su concurso para que se ejerzan las acciones correspondientes, toda vez que dichas declaraciones contravienen desde todo punto de vista de la Constitución y la Ley y desconocen el debido cuidado y respeto por la igualdad de todos los colombianos y particularmente por el respeto hacia las mujeres”, puntualizó Ramírez, sin insinuar qué medidas tomar.

Bajo esa premisa, explicó que la postura de Rivera atenta contra el postulado del Gobierno que busca la equidad de género e igualdad, “entendida esta última como la exclusión de toda discriminación o privilegio por razones ideológicas, económicas, sociales, de sexo, o de raza, en los procesos de participación en la vida del partido”, explicó la vicepresidenta.

La también exsenadora expresó su total rechazo a estas declaraciones que, dice, son de “épocas cavernarias”, impidiéndole a las mujeres del partido a aspirar a ser elección a través de un mecanismo de elección popular, según explica.

Frente a los señalamiento del presidente conservador local de que el “presidente de la República está encartado con tanta mujer que tiene como ministra y en todos los institutos descentralizados”, dijo que el gabinete paritario es un trabajo en conjunto con el primer mandatario que va de la mano, también, del primer capítulo exclusivo para mujeres en un Plan Nacional de Desarrollo.

“Todas las mujeres de nuestro gabinete están allí por su capacidad comprobada, su conocimiento técnico, su experiencia y trayectoria exitosa en los distintos campos y ninguna de ellas lo está por concesión graciosa de un jefe político”, reiteró Ramírez.

Así mismo, comentó que esta fórmula aplicada por primera vez en un Gobierno “no es suficiente si no se acompaña de procesos de participación política a nivel nacional y, sobre todo, a nivel territorial, para que llegue a todas las colombianas y permitirles transformar la política en el nivel territorial, en donde encontramos que en ocasiones la captura del Estado ha llevado a un círculo vicioso de clientelismo y contratación en manos de los pocos que ejercen el poder político”, denunció la vicepresidenta.

En esa línea, la exsenadora le expresó a Yepes la responsabilidad que tienen los partidos de abrirles las puertas a las mujeres, pidiendo, además, que no sea únicamente para cargos nominales.

El Partido Conservador rechazó las declaraciones del presidente local de la colectividad, asegurando que desde siempre han impulsado las aspiraciones de mujeres. “Históricamente hemos defendido insobornable la participación de la mujer en la vida pública del país y reconocemos su papel preponderante en la misma”, se lee en un comunicado.

Para la directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios, las declaraciones de Rivera ahondan en las brechas de género y no permiten mejorar las cifras de ocupación femenina en la política: “Solo el 20% del Congreso está conformado por mujeres, mientras que en las asambleas, la participación es del 16%, y en concejos es del 17%. Vale la pena anotar que ninguna mujer fue elegida en las últimas elecciones locales como alcaldesa de una ciudad capital”, resaltó Barrios.

La respuesta de la vicepresidenta a hechos y/o pronunciamientos machistas y en contravía de las mujeres no se da por primera vez. Por ejemplo, el año pasado desde la Vicepresidencia se pidió investigar a Gabriel Camargo, presidente de Deportes Tolima, quien etiquetó el fútbol femenino como un “caldo de cultivo para el lesbianismo”. Igualmente, el pasado marzo, Ramírez lideró una estrategia con la Federación Colombiana de Fútbol y Coldeportes para darle frente a las denuncias por acoso sexual de las jugadoras de la Sub 17.