Vicepresidenta y gobernador de Nariño enfrentados por glifosato

Camilo Romero, mandatario de Nariño, siempre ha aprovechado cualquier espacio para reclamarle a Iván Duque sobre las pretensiones de reactivar el uso del glifosato para erradicar los cultivos ilícitos. El último episodio ocurrió en la Cumbre del Pacífico 2019 en el que cuestionó a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.

Camilo Romero, gobernador de Nariño, y Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta.Cortesía / Cristian Garavito - El Espectador

La Cumbre del Pacífico 2019, celebrada en Buenaventura la semana pasada, no fue suficiente para ilustrar las posiciones contrarias sobre el uso del glifosato para erradicar los cultivos ilícitos que tienen el gobernador de Nariño, Camilo Romero, y el Gobierno. Terminado el evento, el mandatario departamental y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez evocaron, una vez más, la discusión a través de sus cuentas personales de Twitter. 

“Quiero resaltar vicepresidenta que todos estamos en el mismo camino, hay que acabar con los cultivos de uso ilícito (...) pero que no se pretenda decir que quienes procuramos cumplir la palabra como Estado con el proceso de paz estamos a favor del narcotráfico y otros están salvando la patria de este flagelo. No, todos estamos del mismo lado”, compartió Romero un fragmento de su intervención en el evento que reunió a los gobernadores, congresistas y líderes sociales de Chocó, Cauca, Valle del Cauca y Nariño. 

En esa misma tónica, el mandatario de Nariño cuestionó por qué el ministro de Defensa, en los últimos días, confirmó que la aspersión con el glifosato se retomaría en “cuestión de semanas”. “Tenemos un Gobierno dispuesto a gastarse el doble de lo que implica cumplir la palabra de los planes de sustitución de cultivos de uso ilícito, que cuestan 36 millones de pesos por hectárea con las familias”, dijo Romero, recordando que el valor del herbicida por hectárea es de 72 millones de pesos, “cifra que el ministro no pudo responder en la audiencia de la Corte”, recordó. 

Además del precio, el gobernador reiteró las otras repercusiones negativas del herbicida, afectaciones al medio ambiente y la salud, motivos que llevaron a suspender su uso en 2015. “Aquí le traigo esta carpeta con las firmas de los acuerdos colectivos del departamento de Nariño, de más de 50.000 familias dispuestas a la sustitución de cultivos de coca, a las que no se les ha dado respuesta”, dijo Romero a la vicepresidenta.

Lea: El duro reclamo del gobernador de Nariño al presidente Duque por el uso de glifosato.

En ese sentido, después de dos días de que el mandatario local haya traído a colación su intervención en la Cumbre en Twitter, la vicepresidenta le responde, recordando el objetivo del Gobierno es acabar con el narcotráfico. “Claro que prefiero la sustitución, pero tenemos que acabar con el narcotráfico sí o sí, de la manera que sea, y hay que involucrar a todos, para que entendamos que la lucha no es la de un gobierno, ni los militares, sino de una sociedad”, expresó Ramírez. 

Además del tema de los cultivos de coca, trajo a colación otra situación que deriva de esto: el consumo de drogas, problema que, a su juicio, es una estrategia del narcotráfico para volver adicta a la población joven del país. “Esas redes de microtráfico no son otra cosa distinta que la laxitud, de haber bajado la guardia por cuenta de la paz que se nos convirtió en un pretexto para pasar de 48.000 a 206.000 hectáreas. No tenemos futuro si seguimos así”, subrayó la vicepresidenta.

A la vez, afirmó que lo pactado con las familias en cuanto a la sustitución voluntaria durante el Acuerdo de La Habana se cumplirá, sin embargo, dijo que esos compromisos se harán solamente con ellos y no con nuevos campesinos que quieran reemplazar sus cosechas. “Lo más importante es lograr que esta sustitución sea permanente, no se ponga en riesgo, ni se frustre cada vez que se vaya a un nuevo espacio para que siembren coca y para que después firmen acuerdos nuevos de erradicación y luego se vayan a otro sitio y sigan deforestando, que es lo que nos ha pasado”, ilustró Ramírez.

A modo de réplica, para finalizar la discusión vía Twitter, el gobernador de Nariño escribió: “No desvíe el debate. Todos estamos contra el narcotráfico, la discusión está en cómo hacerlo. Ustedes dicen que con glifosato, incumpliendo sustitución. Aterra la lógica del todo vale, del sí o sí. No puede ser el razonamiento de un Gobierno. Menos pasando por encima de la gente”.