Las víctimas llegarán a La Habana

Desde el 16 de agosto, y durante por lo menos cinco ciclos de conversaciones, las víctimas serán escuchadas en Cuba.

Hoy termina el tercer foro de víctimas en Barranquilla. En los primeros días de agosto se celebrarán los últimos en Cali. /Archivo

Las delegaciones del Gobierno y las Farc en la mesa de conversaciones de La Habana (Cuba) pusieron fin a las suspicacias alrededor de la participación de las víctimas en el proceso de paz. Mediante un comunicado conjunto, las partes dejaron claro que “se invitará a una delegación por cada ciclo, por lo menos durante cinco ciclos”, que “cada delegación estará compuesta hasta por 12 personas” y que “la primera visita de las víctimas se llevará a cabo el 16 de agosto”.
Además, las delegaciones de guerrilla y Estado establecieron los criterios para la selección de las delegaciones. Esos son “el equilibrio, el pluralismo y la sindéresis, que se deberán ver reflejados en la composición de cada una de las delegaciones”. La idea de la mesa es que cada una de esas comitivas refleje “todo el universo de violaciones a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario que se hayan presentado a lo largo del conflicto interno, teniendo en cuenta los diferentes sectores sociales y poblaciones, y el enfoque regional”.

La aplicación de esos criterios para la selección de las comitivas de víctimas estará a cargo de “la Organización de Naciones Unidas en Colombia y el Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz de la Universidad Nacional, en consulta con diferentes asociaciones de víctimas del conflicto”, con lo cual quienes no estén en la Mesa Nacional de Víctimas no serán excluidas. Precisamente, mediante el comunicado, las partes advirtieron que “la Mesa revisará el funcionamiento del mecanismo de selección en cada una de las visitas y hará las recomendaciones que sean necesarias”.

Además, Gobierno y guerrilla establecieron otros aspectos de la metodología para escuchar la voz de las víctimas. Por ejemplo, que “los miembros de las delegaciones deberán ser víctimas directas del conflicto y participarán en esa condición y no en representación de otros” (una condición que no excluye los casos de victimización colectiva); o también que “las delegaciones y sus integrantes tendrán plena autonomía para exponer sus puntos de vista”.

Por otro lado, a la mesa de La Habana ya llegó el paquete de conclusiones que se desprendieron del primer Foro de Víctimas, organizado en Villavicencio por la ONU en Colombia y el mismo Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional.

Según pudo establecer El Espectador, las propuestas que salieron de ese primer foro giran en torno a tres temas, principalmente: modificaciones en la aplicación a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras de 2011, metodologías y composición de una comisión que esclarezca las causas y los crímenes cometidos por las partes en desarrollo de la guerra y políticas públicas para implementar durante el posconflicto que brinden garantías de no repetición.

En las propuestas que enviaron las víctimas de Meta, Caquetá, Guaviare, Vichada, Guainía, Vaupés, Amazonas, Casanare, Cundinamarca y Bogotá hay recomendaciones para ampliar el alcance de la Ley 1448 de 2001, en términos de tiempos cubiertos. Es decir, que quienes hayan padecido con ocasión del conflicto antes del 1° de enero de 1985 (hasta ahora esa fecha es la establecida por la ley como punto de partida para el reconocimiento de hechos victimizantes) sean sujetos de verdad, justicia y reparación. Asimismo, hay propuestas para agilizar la reparación y la restitución que, a diciembre de 2013, había cobijado a cerca de 320 mil personas.

En términos de verdad, las víctimas presentes en Villavicencio plantearon fórmulas para garantizar mayor acceso a las comisiones de la verdad que se creen a raíz de las negociaciones en Cuba. Por ejemplo, hay propuestas muy detalladas para que las víctimas tengan acceso a los archivos de las acciones armadas y los delitos cometidos por la guerrilla y a los archivos de inteligencia y de acciones militares del Estado. Además, plantearon que esa comisión de la verdad se divida en subcomisiones que esclarezcan los hechos de la guerra con enfoques regionales, de género y por hechos victimizantes, como el reclutamiento forzado de menores de edad, desapariciones forzadas y secuestro.

Para que haya garantías de no repetición, los asistentes al primer foro de víctimas propusieron métodos para que el Estado informe mejor sobre el desarrollo y los acuerdos de la mesa de La Habana, que se creen centros a nivel territorial para informar sobre el transcurrir de las negociaciones y los impactos de los acuerdos en las regiones y, además, recomendaron mejorar el sistema de educación mediante la creación de contenidos en los currículos escolares que, más que enfocarse en el desarrollo del conflicto, se ocupen de las causas de medio siglo de guerra.

Con estas propuestas y con muchas más que lleguen de los foros de Barrancabermeja, Barranquilla y Cali, así como con la presencia constante de las delegaciones de víctimas que participarán de la Mesa desde el próximo 16 de agosto, se nutrirán las conversaciones entre las delegaciones del Gobierno y las Farc. Por ahora, está claro que, con esta metodología de trabajo, los plazos para la firma de un eventual pacto de punto final al conflicto se extendieron. Sin embargo, las partes lo saben y lo tienen como prioridad, la paz sólo será posible si devuelve sus derechos a las víctimas.

505074

2014-07-18T06:15:48-05:00

article

2014-07-18T10:20:00-05:00

ee-admin

none

Redacción Política

Política

Las víctimas llegarán a La Habana

35

5452

5487

Temas relacionados