Victoria Sandino reconoce hechos de violencia sexual dentro de las Farc

Noticias destacadas de Política

Esta sería la primera vez que un miembro del partido admite que dentro de la organización guerrillera se abusó de mujeres y niñas.

Hay dos polémicas alrededor de la senadora Victoria Sandino y su participación en la Comisión de la Mujer. En principio, está la carta de renuncia a esa célula legislativa, al considerar que esta “desdibuja los compromisos que debe de asumir en favor de los derechos de las mujeres”. Y este jueves, en medio del debate que adelantó dicha comisión para que el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares respondieran por los hechos de violencia sexual contra las mujeres y niñas, en su última intervención, controvirtió la negación que ha tenido el ahora partido FARC desde la firma del Acuerdo de Paz frente a los abusos y violencia sexual, reconociendo que dentro de la organización sí se presentaron estos hechos.

Lea más: Comisión para la mujer en el Congreso es “un riesgo”: Victoria Sandino.

Antes de pronunciar las palabras que muchas víctimas han estado reclamando por parte de los exlíderes guerrilleros, así como esperan que la JEP abra un caso específico para investigar los casos sistemáticos de violencia sexual en el marco del conflicto armado, la senadora Sandino sostuvo que estos hechos de violencia se presentan (en un contexto de guerra o no) por la sociedad machista y patriarcal que caracteriza a Colombia.

En esa misma línea, sostuvo que los hombres y mujeres que integraron la extinta guerrilla provienen de esa misma sociedad que “victimiza a las mujeres y niñas”, y acto seguido lanzó las palabras que hicieron eco en la opinión pública: “Reconozco que estos hechos se presentaron en la organización, no los conozco a profundidad, pero se debieron de presentar, y estoy segura que se presentaron porque estábamos en el marco del conflicto y tenían armas, eran hombres machistas y patriarcales”.

También: En la JEP cursa una moción judicial para abrir el caso de violencia sexual.

Igualmente, manifestó que no iba a lavarle la cara a los exguerrilleros y que las Fuerzas Militares deben de hacer el reconocimiento propio, dejando de lado el discurso de las “manzanas podridas”. En referencia al Ejército, Sandino aprovechó para denunciar los actos que cometieron los uniformados contra las mismas combatientes de las Farc.

“Las mujeres que estuvimos en la insurgencia también tenemos testimonio de la violencia ejercida por las Fuerzas Militares. Son varios los casos de nuestras capturadas, que luego fueron halladas muertas con signos de tortura y violencia sexual. También tenemos compañeras vivas que fueron capturadas por las Fuerzas Militares, torturadas y violadas. Eso son hechos del conflicto que están allí, y que hoy tendremos que dar la cara y que los militares también deben de dar la cara”, enfatizó.

Por esta realidad, dijo la hoy senadora, se le exigió en su momento al Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición que el delito de violencia sexual no fuera indultable, y pidió que tanto las desmovilizadas Farc como el Ejército aborden debidamente el debate, especialmente la institucionalidad que tiene el uso legítimo de la fuerza.

“Esto no es un tema de manzanas podridas como se quiere mencionar como asunto aislado. ¿No tendrá esto que ver con la doctrina militar que se enseña al interior de la estructura? Esto hace parte del imaginario con relación a las mujeres, que nos oprimen y dominan, no solo en los contexto del hogar y el trabajo, sino en el contexto de la confrontación, el conflicto y la guerra”, añadió.

Por último, Sandino le pidió a las Fuerzas Militares que reconozcan la responsabilidad por estos actos en detrimento de los derechos de las niñas y mujeres, se sancionen a los responsables, y se haga una pedagogía sobre los derechos humanos y sobre los derechos de las mujeres. “Con evasivas no se va a mejorar la situación”, concluyó.

Tras un estudio del Centro de Memoria Histórica sobre violencia sexual en el marco de la guerra, las mujeres del partido FARC salieron a desmentir testimonios de quienes denunciaron a la cúpula de la guerrilla, como a “Raúl Reyes”, de haberlas violado y amenazado para que guardaran silencio.

“Nosotras militamos por más de 20 años en la organización y podemos atestiguar que nunca vimos un aborto forzado o un acto indebido que no fuera rigurosamente castigado”, fue uno de los apartes del comunicado dado a conocer en su momento.

Así mismo, el año pasado, Rodrigo Londoño, más conocido como “Timochenko” y quien actualmente es el presidente de la FARC, al salir de una de las audiencias de la JEP por el caso 001 sobre los secuestrados, se refirió con relación a las denuncias de violencia sexual por parte de excombatientes: “Se trata de cargar sobre el adversario el mayor número de crímenes posibles para estigmatizarlo y para generar una situación que no permita la reconciliación”, dijo.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.