Conservadores amenazaron con no votar el referendo