Vivanco responde con nuevas críticas la carta del ministro de Defensa

El director de Human Rigths Watch aseveró que el ministro Pinzón reconoció que el objetivo del fuero militar era que los ‘falsos positivos’ fueran de la competencia de la justicia penal militar.

José Miguel Vivanco, director de Human Rigths Watch.
José Miguel Vivanco, director de Human Rigths Watch.

El rifirrafe entre José Miguel Vivanco, el director de Human Rigths Watch, una de las organizaciones defensoras de derechos humanos más crítica frente al polémico  proyecto de fuero militar y su reglamentación, y el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, tuvo este viernes un nuevo episodio. En diálogo con El Espectador, Vivanco reaccionó a la carta en la que Pinzón desvirtuó los cuestionamientos que en un documento público había planteado la ONG, el pasado 18 de junio, y señaló que esta respuesta del jefe de la cartera castrense es “desconcertante” y los preocupa. ((Leer carta completa enviada por Pinzón a Human Rigths Watch))

Esto en razón de que Pinzón en su misiva estaría reconociendo que al tipificar la ejecución extrajudicial como un nuevo delito, no se puede aplicar a casos preexistentes de falsos positivos. Es decir que los casos por homicidio agravado en persona protegida por los que están procesados la mayoría de militares sí quedarían en manos del juzgamiento de la justicia castrense.  

“El Ministro Pinzón nos ha enviado dos cartas sobre el fuero militar. En la carta que acabamos de recibir hoy, a través de la embajada de Colombia en Washington, el Ministro Pinzón realiza aseveraciones desconcertantes que nos generan serias preocupaciones. Por ejemplo, asegura que el propósito de las reformas al fuero militar es evitar que casos de falsos positivos sean investigados y juzgados por la Fiscalía. Textualmente, afirma que el objetivo de las reformas al fuero es “generar todo tipo de mecanismos para evitar que los casos adelantados y por adelantar, que corresponden a los mal llamados falsos positivos sean de conocimiento de la justicia ordinaria”, señaló Vivanco sobre la página 4 de la carta del ministro Pinzón, del pasado 19 de junio. 

Además, Vivanco señaló que la misiva confirmó su principal preocupación sobre la ley estatutaria: “que al tipificar la ejecución extrajudicial como un nuevo delito, no se puede aplicar a casos preexistentes de falsos positivos, de tal forma que se asegure que éstos queden en la justicia ordinaria”. En efecto, la carta dice textualmente que, “nadie puede ser investigado y acusado por un delito inexistente al momento de cometer la conducta, luego los hechos ocurridos con anterioridad a la entrada en vigencia de la norma, no serán calificados como ‘ejecución extrajudicial’”. 

Por otro lado, Vivanco señala que en la primera carta que envió en diciembre el ministro Pinzón éste procuraba justificar la reforma y hacía referencia a tres casos que ejemplificaban, en sus palabras, “la alarmante situación de militares condenados por bajas ocurridas en combate”. Pero revisando los tres casos citados, y tal como lo publicó El Espectador en su momento, los tres eran ‘falsos positivos’ correctamente sancionados por la justicia ordinaria, inclusive por la Corte Suprema de Justicia. “El Ministro de Defensa, al no distinguir entre falsos positivos y bajas en combates, genera serias dudas sobre la capacidad de la justicia penal militar—una rama del Ministerio de Defensa—para investigar y juzgar abusos militares”, finalizó el director de Human Rigths Watch.