Voto en blanco por la Heroica

Estudiantes de universidades de la ciudad apoyan esta vía a través de las redes sociales.

Si las encuestas fueran infalibles y los respaldos políticos representaran en realidad votos de carne y hueso, los políticos que se enfrentaron a Judith Pinedo en las elecciones a la Alcaldía de Cartagena, hace cuatro años, y a quienes ella trató de mantener a raya durante su gobierno, regresarán esta vez al Palacio de la Aduana, en cabeza de los dos candidatos con mayor opción de obtener la más alta votación: Campo Elías Terán o María del Socorro Bustamente .

Las restantes alternativas se ven con menos opciones, entre ellas la del voto en blanco. Sin embargo, por él siguen apostando numerosos ciudadanos anónimos, principalmente jóvenes estudiantes de las universidades de la Heroica, quienes a través de las distintas redes sociales y mediante actos simbólicos, como un plantón realizado recientemente en una de las plazas de la ciudad, manifiestan que el voto en blanco es un principio de construcción ciudadana.

Así lo señala Carlos Salvador Andrade, uno de los más entusiastas promotores de la iniciativa, quien afirma que “no se trata de sufragar por el mal menor, sino de construir democracia incidiendo en una participación consciente en las elecciones”.

Además de los estudiantes, el concejal Jorge Cárcamo, el ambientalista Álvaro Pión y el excandidato a la Alcaldía Javier Bustillo, al igual que un significativo grupo de empresarios locales y periodistas independientes, promueven el voto en blanco en sus respectivos escenarios, convencidos de que en la actual coyuntura es la mejor opción para la ciudad.

Para el escritor Óscar Collazos, la iniciativa surge como un rescate de la dignidad de los ciudadanos, porque “detrás de los dos campañas con posibilidad de ganar las elecciones está la comprobación de que se ocultan intereses de poder personales y empresariales sistemáticamente ocultados, así como exmandatarios, políticos locales y regionales cuestionados o sancionados por la justicia, además de “casas” o “familias” comprometidas en el pasado con los gobiernos más corruptos que haya tenido la ciudad”.

Temas relacionados
últimas noticias

“Nunca me le volteé a Uribe”: Santos

"No van a poder acabar los acuerdos": Santos

Duque va ganando el pulso en debate sobre la JEP