Vuelve y juega el "estudien, vagos" de María Fernanda Cabal

La senadora uribista repitió la frase, esta vez dirigida a los estudiantes que hoy realizan varias marchas en diferentes ciudades del país pidiendo más recursos para la educación.

La senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático. Archivo El Espectador

“Si están exigiendo más recursos para la educación pública, que vayan y estudien, vagos”. Vuelve y juega, la ahora senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, volvió a repetir la frase al enviar un mensaje a los estudiantes del país, esta vez a la salida de una entrevista ayer en W Radio y con un video publicado en su página de Facebook y en Twitter, como reacción a las marchas que este jueves los universitarios realizan en varias ciudades del país, exigiendo más recursos para el sector.

No es la primera vez que la legisladora utiliza esa expresión. El 9 de abril del año pasado, siendo representante a la Cámara, durante un el homenaje realizado a las víctimas del conflicto en el país y cuando un grupo de manifestantes en la Plaza Bolívar de Bogotá la increpaban a ella y varios congresistas de su partido, entre ellos el expresidente Álvaro Uribe, les gritó: “Estudien, vagos”.

El hecho generó toda clase de reacciones en las redes sociales y en la opinión pública en general. En declaraciones posteriores a la prensa, Cabal argumentó que se trató de una respuesta a los insultos que les estaban diciendo. “Nos decían hijueputas, asesinos. Si hubieran estado en mis zapatos hubieran hecho lo mismo”, dijo, acusando incluso al senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, de ser responsable de esos ataques: “Todo orquestado para sacarlo a uno de casillas”, agregó.

Eso sí, en este y en otro tipo de sucesos, no cabe duda que sus declaraciones ponen a mucha gente a hablar de ella y eso, tratándose de un político, puede ser visto como algo favorable, pues bien es sabido que una de las premisas en términos de estrategia es que “hablen, bien o mal, pero que hablen”. Y toca aclarar también que al final de video de ayer, la senadora uribista sonríe, lo que da para pensar que se trataba de una “mamadera de gallo”.