¿Y del 'vice' qué?

Queda en el escenario político la gran incógnita sobre quién hará ‘llave’ con el jefe de Estado en su nueva campaña electoral.

Definida la búsqueda de un segundo mandato por parte del presidente Juan Manuel Santos y conocida desde hace un buen tiempo la postura del vicepresidente Angelino Garzón, en el sentido de que su deseo es aspirar a otro cargó público en 2015, bien sea a la Alcaldía de Bogotá o la de Cali, queda en el escenario político la gran incógnita sobre quién hará ‘llave’ con el jefe de Estado en su nueva campaña electoral.

Si bien hay quienes dicen que la figura del vicepresidente es un adorno, no cabe duda de que desde un comienzo tuvo un inmenso valor desde el punto de vista de los votos y las relaciones con la ciudadanía. Y en el caso de Santos, la nominación de Garzón, exsindicalista, fue una movida estratégica en su momento, que según los analistas buscaba mejorar la imagen del entonces candidato ante los movimientos sociales.

Descartado Angelino Garzón, los rumores no se han hecho esperar y son cuatro los nombres que por ahora aparecen en la baraja: Humberto de la Calle, exvicepresidente y hoy jefe de la delegación negociadora en el proceso de paz con las Farc de La Habana (Cuba); Germán Vargas Lleras, exministro y actual presidente de la junta directiva de la Fundación Buen Gobierno; Gabriel Silva, exembajador de Colombia en Estados Unidos y ‘escudero’ del jefe de Estado desde su columna de opinión en el diario El Tiempo y aunque haya dicho ayer que hablar del tema es “muy prematuro”, Óscar Naranjo, exdirector de la Policía y mano derecha de Vargas Lleras en Buen Gobierno.

Según el mismo Gabriel Silva, quien fue el que postuló recientemente a De la Calle, un presidente debe tener como vicepresidente a alguien “que coincida con la esencia del proyecto de reconciliación nacional, que es mucho más que la paz”. Según el exministro, hay que poner a jugar nombres y abrir la discusión política para que el país haga sus propias consideraciones. Eso sí, también dijo que Germán Vargas Lleras y el mismo Angelino Garzón no se pueden descartar y que hay que mirar hacia los partidos diferentes al presidente.

De los cuatro mencionados, cada uno tiene sus propios puntos a favor. De la Calle es símbolo de la paz y del proceso de reconciliación, que será la gran bandera de la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos. Vargas Lleras es un líder político, con partido y votos propios, con una gran favorabilidad ante la opinión pública nacional, como la tiene también el general (r) Naranjo. Y Silva es hoy en día el gran aliado del presidente y uno de los pocos, si no el único, que se ha enfrentado de tú a tú con el expresidente Uribe por su defensa.