"Yo no vengo como un rufián a demostrar quién es el que manda en el barrio"

Durante su discurso en la Asamblea del partido de La U, el presidente Juan Manuel Santos, dijo que no tiene resentimientos, ni odios.

Presidente Juan Manuel Santos durante discurso de la Asamblea del partido de La U.
Presidente Juan Manuel Santos durante discurso de la Asamblea del partido de La U.Gabriel Aponte/El Espectador

Este domingo durante la Asamblea del partido de La U, el presidente Juan Manuel Santos dio un fuerte discurso en donde manifestó su satisfacción por hacer parte de esa colectividad y aseguró que sus palabras no están cargadas de odio.

Yo vengo a esta asamblea como miembro de este partido, no vengo a un pugilato como un rufián de esquina a demostrar quién es el que manda en el barrio. Yo no vengo aquí con resentimiento ni con odios, no vengo con rencores, vengo como uno más de sus miembros,  como todos ustedes”, dijo enfáticamente el jefe de Estado.

En este sentido, agregó: “Yo vengo a construir futuro, a hablar de futuro para la colectividad que ayudé a fundar”.

Explicó que el partido de La U es una colectividad que ha cambiado la historia. “Vengo con un profundo agradecimiento porque yo no sería presidente si no fuera por ustedes. Yo soy un hombre de partido, creo en los partidos políticos, pero los partidos no son de nadie, el partido de La U no es de Juan Manuel Santos, es de los colombianos que han otorgado un mandato sin precedentes”.

Señaló que no cree en los partidos hechos a la medida, “que se acortan o se alargan al ritmo de las necesidades del caudillo o mandamás de turno. Es una doble moral venir a preparar debajo del poncho una puñalada contra la colectividad”.

Subrayó que los partidos se deben a sus seguidores y no a sus líderes. “No podemos permitir que La U sea un partido desechable, que cuando no le hace caso a los caprichos de unos cuantos cambiamos, para eso está la controversia interna, para eso están los órganos decisorios y la asamblea que hoy nos convoca”.

Es una doble moral venir a acá a hacer votos de fe y rasgarse las vestiduras, por eso no quiero que se apruebe esa proposición del transfuguismo, hundamos eso en el Congreso. Tampoco esa decisión de los partidos, también hay que hundirlo, los partidos hay que fortalecerlos”.

Santos dijo que no es un lobo con piel de oveja. “Me han acusado de eso, lo cual eso es una gran y malintencionada falacia, que solo puede estar inspirada en la soberbia”.

Recordó cómo se fundó el partido de La U, hace siete años. “Reinaba el escepticismo sobre esa idea que teníamos, nos decían que para que nos poníamos a fundar un partido. En el Palacio de Nariño no estaban muy de acuerdo con la creación del partido de La U, recorrimos departamento por departamento e hicimos historia en las elecciones de 2006. El pueblo colombiano creyó en las tesis del partido, en lo que le estábamos ofreciendo”.

Finalmente, dijo que algunos quieren anclar el país al pasado y aseguró que "no nos vamos a dejar".