Zuluaga demandará al hacker

El excandidato presidencial por el Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, interpondrá una denuncia penal contra el hacker Andrés Felipe Sepúlveda por sus “falsas acusaciones”.

El excandidato presidencial por el Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, pasó de acusado a acusador al anunciar que interpondrá una denuncia penal contra el hacker, Andrés Felipe Sepúlveda, por sus declaraciones a la revista Semana sobre supuestos nexos entre el Centro Democrático y una campaña de espionaje y propaganda negra contra el Gobierno, el proceso de paz e, incluso, contra el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. En un comunicado dado a conocer hoy, Zuluaga dio a conocer que “a propósito de las falsas acusaciones del señor Andrés Sepúlveda en diversos medios de comunicación, me permito manifestar a la opinión pública que presentaré denuncia penal para que la justicia procese y castigue severamente a quien de manera criminal ha atentado contra mi integridad moral y la de mi familia”.

Y agregó que a través de sus abogados insistirá “ante el despacho del vicefiscal general, Jorge Fernando Perdomo, que se me reconozca como víctima en el proceso penal que se adelanta por la denuncia que se presentara por la publicación en medios de comunicación de un video ilegal y manipulado en el que se me mostraba una situación que no se correspondía con la realidad para enlodar mi campaña a la Presidencia de la República. Lo anterior para que se me autorice por parte del vicefiscal mi pretérita solicitud de acceder al video ‘original’ para someterlo al estudio de los peritos internacionales que ya preliminarmente han dicho que el video fue alterado y que (sus resultados) sólo podrán ser conclusivos si la Fiscalía lo permite”.

Esto en referencia a un video revelado por la revista Semana en el que se ve a Zuluaga reunido con Sepúlveda, quien, hasta que fue detenido, hizo parte de su campaña como asesor en publicidad, aunque el mismo Sepúlveda ha dicho que fue contratado, en realidad, para atacar a “todo lo que no fuera uribista” e infiltrar el proceso de paz. Precisamente, en su entrevista con la revista Semana, Sepúlveda dijo que el Centro Democrático no estaba “pagando una campaña en redes sociales, sino un experto en seguridad informática y experto en campaña negra (...) El Centro Democrático era receptor de la información y no hay manera de que lo puedan negar si usted revisa las redes sociales y busca la fecha y mira que todos, absolutamente todos manejaban el mismo discurso, que incluso se manejaron trending topics en Twitter creados por nosotros para hacer que se moviera más el tema, que siempre fue el objetivo de eso”.

Zuluaga concluyó su comunicado señalando que estas solicitudes, “en conjunto con las labores investigativas que adelanta mi equipo jurídico, servirá para demostrar a las autoridades y al país en general, que mi campaña fue deliberada y delictuosamente infiltrada para afectar mi legítima pretensión de aspirar al máximo cargo público de nuestro país”. Es la segunda solicitud de este tipo que se hace tras las declaraciones de Sepúlveda. Ya el procurador Alejandro Ordóñez le solicitó a la Fiscalía que investigue al hacker por haber señalado que, supuestamente, el jefe del Ministerio Público participó en un complot contra el alcalde Bogotá, Gustavo Petro.

En su entrevista con la revista Semana, Sepúlveda sostuvo que recibió apoyo de la Procuraduría, que en un momento funcionarios de esta entidad “querían que dijera que aquí en la Fiscalía me estaban presionando para declarar en contra de Zuluaga y Uribe”. Igualmente dijo que creó “una estrategia, apoyada por el Centro Democrático y por el equipo del procurador, o la gente cercana al procurador, en la que el objetivo era hacer una campaña de desprestigio en contra de Petro (...) Cuando se entrega eso, yo le hago saber al procurador que yo había sido el que había hecho esa estrategia. Me manda felicitaciones, me manda abrazos”. Y que “el objetivo era desprestigiar a Petro sacándole temas de corrupción, de alcoholismo. Ellos mismos eran los que se inventaban las cosas, decían mire diga que Petro es un borracho, que le pega a la mujer”.

A lo que Ordóñez replicó que “ni el procurador Alejandro Ordóñez Maldonado ni ningún funcionario del equipo asesor del jefe del Ministerio Público han tenido o tienen algún tipo de relación con el señor Sepúlveda, tampoco le ha enviado expresiones de afecto como felicitaciones ni abrazos ni a él ni a las personas que él menciona, para los fines que señala este señor que supuestamente se emprendieron contra el alcalde de Bogotá y su gestión al frente de la administración de Bogotá” y señaló que rechaza “con vehemencia y contundencia estas reiteradas declaraciones del señor Sepúlveda”. La Fiscalía sigue en sus pesquisas para esclarecer quién es la víctima y quién el victimario en esta intrincada novela que fue determinante para la contienda presidencial de este año y promete seguir causando ampollas.