Refuerzo femenino para la paz

María Paulina Riveros y Nigeria Rentería integrarán la delegación del Gobierno en Cuba. Enfoque de género, víctimas y
territorio, los temas que llevarán a la agenda.

María Paulina Riveros (izq.) y Nigeria Rentería, las nuevas negociadoras. / SIG

El presidente Juan Manuel Santos se jugó su carta por la inclusión. Luego de anunciar el 16 de noviembre que Luis Carlos Villegas, uno de los negociadores con las Farc en La Habana (Cuba), hoy embajador en Washington, sería reemplazado por una mujer, ayer dio a conocer los nombres de quienes reforzarán el equipo de Gobierno en los diálogos con la guerrilla, que se reanudan precisamente mañana para comenzar a abordar el tercer punto de la agenda: la solución al problema de las drogas ilícitas. Se trata de María Paulina Riveros y Nigeria Rentería.

Riveros tendrá voz y voto, y se unirá al equipo de plenipotenciarios en la mesa “en temas que tienen que ver con sustitución de cultivos ilícitos, víctimas —un tema que ella conoce muy bien— y en aspectos territoriales, en lo cual también tiene una amplia experiencia”, subrayó Santos. Rentería entra a la delegación como asesora y deberá, de acuerdo con el jefe de Estado, “velar porque se siga manteniendo un enfoque de género y de equidad en las conversaciones. Y estará yendo y viniendo de La Habana a Bogotá, sobre todo para establecer un adecuado canal de comunicación con las organizaciones de mujeres que tienen tanto que aportar. Entre otras razones porque más de la mitad de las víctimas en este conflicto son mujeres”.

Pero ¿quiénes son estas mujeres que fueron nombradas “por sus méritos más que en representación de un grupo determinado”, como dijo el mismo Santos? Riveros es quien puede anotarse el logro de que Colombia haya salido de la ‘lista negra’ en derechos humanos, al tener, entre otras tareas, una destacada participación en la delegación del Gobierno en las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde Colombia ratificó las garantías legales para la protesta social pacífica.

Abogada de la Universidad Externado, con maestría en Derecho de Seguros de la Universidad Javeriana, fue hasta ayer la directora de Derechos Humanos del Ministerio del Interior. También fue viceministra encargada para la Participación e Igualdad de Derechos y trabajó en el área de Orden Público de la Gobernación de Cundinamarca entre 2009 y 2010. Asimismo, fue asesora jurídica de la Oficina del alto comisionado para la Paz Luis Carlos Restrepo, entre agosto de 2003 y diciembre de 2005.

Rentería, por su parte, también es abogada especializada en Derecho Administrativo y asumió desde junio como alta consejera para la Equidad de la Mujer. Se ha desempeñado como jueza promiscua y como jueza segunda administrativa de Quibdó, en 2008; secretaria de Gobierno de la Alcaldía de Quibdó, entre 1999 y 2000; secretaria general de la Alcaldía de Cali de 2008 hasta 2011, cuando fue nombrada asesora para la mujer de la ciudad. En 2012 ingresó al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y desde noviembre de ese año hasta mayo de 2013 se desempeñó como subdirectora técnica para la atención a la familia y las comunidades.

El refuerzo femenino por la paz fue bien recibido en diferentes sectores. Para el nuevo coordinador residente de Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, la noticia es positiva, “porque tener una mesa de plenipotenciarios sólo de hombres no es una mesa bien construida para la paz y no tiene toda la legitimidad que tiene una integrada con mujeres, que en muchas ocasiones tienen mayores habilidades para mediar y conciliar”. Como presidente de la Comisión de Paz del Senado, Roy Barreras también celebró la decisión y dijo que “fortalece” la comisión de negociadores.

En su discurso, el presidente Santos dio también nuevas puntadas del papel que deberá jugar Luis Carlos Villegas en la mesa y de la estrecha relación que tiene Washington con la paz que se intenta firmar en La Habana, sobre todo en el tema de narcotráfico y extradición. Afirmó que Villegas va a continuar como parte del equipo “en forma virtual”. Y que si en algún momento se requiere, viajará a La Habana o viajará a Bogotá para participar en cualquier decisión o negociación. Con renovados aires y protagonistas, mañana empieza un nuevo ciclo de conversaciones, decisivo para la campaña electoral que ya anunció el presidente-candidato.

 

últimas noticias