Anahí, ¿la Melania Trump de México?

La artista compartió un video en sus redes sociales en el que hablaba sobre su aspecto y vestuario mientras se encontraba ayudando a los damnificados del terremoto de 8.2 grados que sacudió México.

Tomada del Instagram de Anahí

Anahí Puente, la recordada Mia Colucci de la novela mexicana Rebelde, fue fuertemente criticada el pasado 9 de septiembre. La artista compartió un video en sus redes sociales en el que hablaba sobre su aspecto y vestuario mientras se encontraba ayudando a los damnificados del terremoto de 8.2 grados que sacudió México. (Lea: Aumenta a 98 el número de muertos tras el terremoto en México)

"Muy despeinada, muy mal arreglada, muy fea y no me importa nada. Lo que me importa es ayudar a la gente. Yo sé que ustedes quieren que cante, haciendo conciertos y estando cerca de ustedes. Pero de verdad, eso ahorita no importa", decía la también modelo desde los escombros de una casa afectada por el desastre natural.

Los comentarios no se hicieron esperar debido a que Anahí, aparte de ser conocida por su vida artística, es la primera dama del estado epicentro del sismo: Chiapas (se casó en abril de 2015 con el gobernador Manuel Velasco Coello). (Lea: Anahí y el gobernador de Chiapas se casaron)

Tras la lluvia de burlas y comentarios negativos, la hoy empresaria decidió pedir disculpas mediante su cuenta de Twitter y con un Facebook Live en el que también mostró las ayudas humanitarias que llevó la gente a Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas. "No medí las consecuencias y definitivamente estuvo mal, les pido perdón. Yo estoy aquí para ayudar y no para hablar de ninguna otra tontería", señaló en el video Anahí. 

"Lo repito. Una disculpa a todos los que se sintieron ofendidos. Jamás fue con mala intención", aseguró la cantante.


Anahi on Twitter

Lo que le sucedió a Anahí se asemeja a lo que le pasó, el pasado 29 de agosto, a la primera dama de Estados Unidos. Las críticas inundaron los medios y las redes sociales tras las imágenes en las que se veía a Melania Trump, antes de partir hacia Texas, el estado más afectado por el paso del huracán Harvery, caminando por los jardines de la Casa Blanca con el cabello suelto, unos tacones muy altos, pantalones pitillo, gafas de aviador y una chaqueta "bomber" color caqui. La oficina de la primera dama reaccionó y ella se cambió de ropa antes de pisar suelo texano.