Drogarse en YouTube para educar a la gente: la estrategia de un canal público holandés

El programa se llama "Drugslab" y lleva publicando contenidos desde 2016.

Captura de pantalla de YouTube a Drugslab

¿Le gustaría saber cuáles son los efectos de ciertas drogas mientras observa cómo reaccionan en la gente? Si usted es un curioso empedernido y le gusta entender mejor cómo funciona el mundo de los psicoactivos, Drugslab es el canal que le explica científica y educativamente qué le pasa al cuerpo humano cuando consume cierto alucinógeno. 

"Drugslab es un canal educativo de YouTube sobre las drogas. Aquí tomaremos las drogas que quieran que probemos. Hacemos esto en nombre de la ciencia para que podamos mostrarles los efectos de las drogas en el cuerpo humano. Puedes sugerir cualquier tipo de medicamento comentando debajo de nuestros videos o usando el hashtag #drugslab. Además de nuestro experimento semanal, te contaremos los métodos de uso y dosis seguros, los efectos, los riesgos y lo que se debe y no se debe hacer cuando se está drogado", se lee en la descripción del primer video publicado el 8 de septiembre de 2016. 

El canal es apoyado por la BNN, una radiodifusora pública de Holanda, que también ha hecho trabajos entorno a la donación de órganos, el sexo y las drogas. Esta nueva apuesta reúne a tres jóvenes holandeses Rens Polman, Nellie Benner y Bastiaan Rosman que experimentan semanalmente una droga sugerida por los suscriptores. 

Lea más: Diez reveladores datos sobre el consumo y producción de drogas en el mundo.

El laboratorio trata de imitar un espacio de experimentación con tubos de ensayo, erlenmeyer, beaker, avisos de material peligroso, microscopio, entre otros. En el tablero del fondo se observa la fórmula esqueletal (dibujo de la composición química) de la droga que van a probar para compartir datos como: los usos y consumos (pastilla, inhalación, combinación en bebidas), dosis adecuada, el desgloce del contenido de la droga, la sensación durante su ingesta, los efectos cognitivos, físicos, motrices y emocionales, presión cardíaca, temperatura corporal, entre otros. 

Toda la experimentación cuenta con el control de profesionales de la salud para evitar cualquier inconveniente que se pueda presentar, pero la idea del programa es educar entorno a las drogas y algunas de ellas que han hecho efecto en los cuerpos de los tres presentadores son las anfetaminas, la salvia (planta herbácea), el popper, LSD, Xanax, entre otros. 

Holanda hace más de 40 años despenalizó la distribución y consumo de la marihuana. "No estamos a favor del consumo de drogas, pero somos pragmáticos y conscientes de que no van a desaparecer, así que tratamos de reducir el daño tanto como sea posible" le dijo a la BBC en entrevista en 2010 Margriet van Laar, coordinadora de la unidad de análisis sobre tendencias en materia de drogas del Instituto holandés para la Salud Mental y las Adicciones.

El país del norte ha demostrado que la política de drogas blandas les ha funcionado y los niveles de consumo de este tipo de alucinógenos en los holandeses se ha reducido. Por otro lado, en Colombia con la Sentencia C-211 de 1994 se legaliza el porte personal de algunas drogas en la que se permite un máximo de 20 gramos de marihuana, cinco de hachís, uno de cocaína y dos de metacualona (medicamento sedante-hipnótico) según Thump de Vice. 

Lea más: ¿Qué pasó realmente en la fiesta de drogas “zombie” de Pereira?

La política de drogas a nivel internacional sigue siendo un tema debatido en organizaciones como la ONU, porque además de combatir a los consumidores como problema de salud pública, la distribución y tráfico ilegal de los psicoactivos es uno de los asuntos que lidera las agendas de países como Colombia. 

Aunque algunas personas ven con malos ojos programas como Drugslab, la iniciativa no busca promover explícitamente el consumo de drogas, por el contrario, los datos y contenido experimental de los vídeos pone de manifiesto los posibles escenarios a los que se enfrentan los adictos pero en una dosis mínima y controlada. 

"El siguiente programa tiene un propósito educativo en relación con el uso de las drogas y sus efectos por su uso. La intención no es alentar explícitamente el consumo de drogas. Los actos que se ven en este programa son realizados por profesionales o bajo la supervisión de ellos. En consecuencia, BNN-VARA y los productores insisten en que nadie intente recrear o volver a representar ninguna actividad realizada en este programa. BNN-VARA no se hará responsable de ningún daño material y/o inmaterial si la gente lo hace", es la advertencia que acompaña a cada uno de los vídeos.