El tierno retrato hecho a mano con el que un niño encontró a su mascota

Lulú se extravió el pasado viernes y, desde entonces, su rostro dibujado por un pequeño de ocho años le dio a la vuelta al país, a través de las redes sociales.

Extraído de Twitter

Dos ojos grandes, orejas caídas y pelo café, así retrató Víctor, un niño de ocho años, a su perrita Lulú, quien se extravió el pasado viernes en el barrio Kennedy, en Tunja, Boyacá. El menor, al darse cuenta de la ausencia de su mascota, sacó su caja de colores y toda su creatividad con el fin de encontrarla.

Desde entonces, Víctor pegó en un poste un tierno aviso de “Se busca” con un dibujo y una descripción detallada de Lulú. “Me perdí. ¿Puedes ayudarme a estar con mi familia?”, indicaba la pieza, que prometía una “gran recompensa” para quien hallara a su cachorra, que contaba con apenas unos meses de edad.

Para la sorpresa del niño, el cartel tuvo tanta popularidad en redes sociales, que un hombre logró identificar a la perrita. Resulta que, ese mismo día, el señor la había encontrado en la calle y, pensando que no tenía hogar, se la llevó al suyo para regalársela a su hija.

Le puede interesar: Lulú, la cabra que fue mutilada por un campesino, volvió a caminar

La niña “se encariñó de inmediato”, según cuenta una publicación de María Teresa Castelblanco, que ha seguido el caso desde el inicio. La respuesta de Víctor fue  generosa, así lo indica la publicación.

El menor “manifestó que, si la niña iba a estar triste porque le tocaba entregar a Lulú, él se la dejaría, pues había encontrado a alguien que también la quería y tendría un hogar”.

Lea también: Los gatos domésticos que se volvieron salvajes para sobrevivir a la calle

Esta historia tiene “un final feliz con dos niños felices de tener a su lado a una perrita para querer y formar parte de su familia”, pues una de las tantas personas que vieron el conmovedor aviso le regaló una mascota raza labrador a Víctor para acompañarlo y llenarlo de amor.