Familia pagó más de $600 mil por sesión de fotos y este fue el resultado

Los Zaring viajaron con el fin de que una tal Lesa Hall los fotografiara. El producto final les causó tanta gracia, que decidieron compartir las fotos en sus redes.

Tomado de Facebook Pam Dave Zaring

Así como el Ecce Homo se encontró con Cecilia Giménez, la familia Zaring dio con una tal Lesa Hall. Esta vez no se trata de la restauración fallida de una pintura, sino de un pésimo retoque con Photoshop a unas fotos familiares. En ambos casos, los rostros de los retratados quedaron convertidos en algo parecido a caricaturas. Lea también: Restauradora del Ecce Homo dice que "lo volvería a hacer".

La idea de los Zaring de tener unas fotos familiares perfectas los llevó a pagar 250 dólares ($ 694.000) a una mujer, quien aseguraba ser toda una profesional en el tema. Lesa Hall, quien firma las fotos, retrató en una tarde soleada a la abuela, la pareja, los dos niños y las mascotas.

Hasta allí todo iba bien, el problema fue que la fotógrafa se encontró ciertos obstáculos en el camino que hicieron que el producto final no fuera el deseado. Lea también: Hija de Bruce Willis se enfurece porque la embellecen con Photoshop.

“Literalmente, no me he reído tan duro en años”, aseguró en su cuenta de Facebook Dave Zaring, quien tras un mes de espera recibió un CD con sus fotos. Unas en las que todos los miembros de la familia, exceptuando los perros, aparecen con el rostro algo distorsionado.

No se quedaron con la duda y, por supuesto, preguntaron a la autora del desastre qué sucedió. “Dijo que las sombras eran muy malas en el hermoso, claro y soleado día, y que su profesor nunca le enseñó a retocar fotos”, explicó Zaring en la misma publicación en las que dio a conocer el desastroso resultado.

La familia asegura que el incidente es totalmente cierto, “no es una broma”,insisten. Además, indicaron que valió la pena el dinero que pagaron por las risas que les causó.

Claramente no fueron los únicos a quienes les pareció muy divertida la anécdota. Más de 400 mil personas han compartido la publicación de los Zaring e, incluso, ya la fotógrafa Lesa Hall tiene su página de Facebook por cuenta de algún impostor que no dejó pasar la ocasión.

El tema ha sido comparado con el famoso caso del Ecce Homo de Borja (España), una pintura de un siglo de antigüedad, de Elías García Martínez.

La obra, considerada de poco valor según expertos, se hizo famosa luego de que, en 2012, Cecilia Giménez decidiera restaurarla, pues el resultado, tal como las fotos de los Zaring, fue un desastre. 

 

 

últimas noticias