"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 4 horas

¿Por qué nadie denuncia los atracos en Transmilenio?

Tras la noticia del robo masivo en la estación de Transmilenio de Alcalá, la respuesta de las autoridades fue: estamos investigando, pero no hay denuncia. Esta situación plantea una pregunta: ¿por qué nadie denuncia los delitos que ocurren en Transmilenio? Un profesor extranjero, de la Universidad del Rosario, nos da su respuesta.

 Les escribo a propósito del robo masivo del lunes en la noche en la estación de Alcalá, la cual uso con frecuencia. Soy extranjero, pero hace 12 años resido con mi familia en Bogotá. Como trabajo en el centro, todos los días viajo en Transmilenio o, con menos frecuencia, en coche. El cinismo de la Alcaldía Mayor de Bogotá y la dirección de la Policía, cuando dicen que no pueden investigar el robo masivo, porque no se han registrado "denuncias", es el motivo de esta carta. Y sé personalmente por qué no hay denuncias. He sido víctima de dos robos en Transmilenio y otro en un taxi. Todos los denuncié, pero sencillamente este trámite es una completa pérdida de tiempo.

En agosto 2013 me robaron en la estación de Transmilenio en la Avenida Jiménez. Un anciano, que ayude a bajar del autobús me robó la billetera. Me la sacó de la chaqueta. Allí no había policías a la vista. Más tarde me encontré con un oficial de policía, que me dijo que podía hacer la denuncia por internet. Revisé la página web que me dieron y me pareció que las denuncias por Internet sólo se aplican a los objetos perdidos, no a robos. Seguí adelante y lo hice de todos modos.

En septiembre 2013 me robaron de nuevo en el Transmilenio. En algún lugar entre la Avenida Jiménez y la calle 19, un hombre sacó de mi mochila una cartera donde tenía mi teléfono celular y una billetera, con el pago MedPlus de mi familia. Me bajé en la calle 19 y me di cuenta de lo que me habían robado. El autobús se encontraba todavía en la estación, pero, como de costumbre, no había agentes de policía o cualquier tipo de seguridad, por lo que no pude conseguir ninguna ayuda. El bus se fue.

Cuando finalmente llegó un oficial de la policía era demasiado tarde para hacer algo. Ni en la estación, ni el uniformado tenían forma de comunicarse con la próxima estación para informar que el ladrón aún estaba a bordo. Le dije al oficial que quería hacer una queja, pero me dijo que él no me podía recibir la denuncia, que debía hacerla en una estación de Policía… no en un CAI.

Con mi esposa decidimos hacer la denuncia en la comisaría más cercana a nuestra casa, en la localidad de Usaquén. Fuimos a la 8:00 de la mañana del día siguiente, pero ya había una larga fila delante de nosotros. Para completar, sólo había un policía recibiendo las denuncias. Al final, nos quedamos más de 8 horas en la estación antes de que pudiéramos presentar nuestro caso. A pesar de que la pude radicar, tres meses después recibí una carta de la Fiscalía en la que me informaban que mi caso había sido "archivado".

El 5 de noviembre del año pasado me robó un taxista, que me llevó hasta la Universidad. Tenía un taxímetro adulterado e intentó cobrarme de más. Luego del reclamo, acordamos que le pagaría la tarifa que correspondía, pero me devolvió un billete falso (lo descubrí cuando traté de usarlo). Decidí hacer una denuncia. Ese día había muchos policías en la Plazoleta Rosarista, pero que no podían tomar la denuncia. Me enviaron a la CAI en la carrera quinta con Avenida Jiménez. El oficial nuevamente me dijo que no podía tomar mi denuncia y que debía ir a la comisaría de Las Aguas, cerca de la Universidad de Los Andes.

Me dirigí a la Comisaría, pero al igual que en la estación Usaquén, sólo había un oficial para recibir las denuncias. Después de casi 2 horas tuve la oportunidad de hablar con él. Yo quería quejarse del taxímetro adulterado y del billete falso, pero me dijo que sólo podía quejarme por una sola cosa. Tuve que tomar una decisión sobre de lo que quería quejarse. Elegí el falso billete, porque lo tenía en la mano. En la denuncia incluí la placa del vehículo y el apellido del conductor.

Supuse que con eso iba a obtener resultados. Tenían todo a la mano y pensé que todo el trabajo estaba hecho y sólo era hacer seguimiento. Una vez más, hace un par de semanas recibí una carta de la Fiscalía con el mismo mensaje: “su caso ha sido archivado”.

Así que, si la Policía se pregunta por qué las personas no hacen denuncias, mire mi experiencia:

• Así usted encuentre a un Policía, él no puede aceptar la queja.
• Si va a un CAI, allí no le pueden aceptar la queja.
• Si encuentra una estación donde poner la denuncia se encuentra con que:
(1) Sólo hay una persona que recibe las denuncias.
(2) Debe esperar entre 2 y 8 horas para que lo atiendan.
(3) Al parecer, sólo puede quejarse de un delito, a pesar de que el autor pudo haber cometido varios contra usted.
• Y después de todo eso, incluso si se les da toda la información, no hacen nada.

Efectivamente, ellos hacen que sea imposible presentar una denuncia. Y, aun si usted tiene suficiente tenacidad para presentarla, no hacen nada al respecto. Es una completa pérdida de tiempo... y ¿quién puede estar lejos de su trabajo 8 horas para presentar una queja tan inútil?
Por supuesto, nadie va a presentar una denuncia. Además, la policía no lo protegerá cuando los delincuentes se enteren de que usted se quejó.

Y, por supuesto, la falta de una denuncia es una excusa para no hacer nada.Todo el mundo, incluyendo la Policía y Transmilenio, saben hay bandas criminales que operan en el sistema y sobre todo alrededor de la Alcalá y las estaciones cercanas. El año pasado el hijo de un amigo mío lo atracaron a punta de cuchillo en Alcalá, mientras estaba camino a la universidad. Chicos bien vestidos se sentaron a su lado y detrás de él. La persona detrás lo agarró, mientras que el del lado sacó un cuchillo y le exigió sus cosas.

En agosto pasado, en el periódico ADN publicaron una historia sobre estas bandas que operan en Alcalá. Por coincidencia, hace sólo dos semanas le advertí a un colega que había comenzado a utilizar el Transmilenio, que fuera muy cuidadosos entorno a Alcalá, debido a las pandillas que operan allí. Por lo tanto, si la existencia de estos peligrosos criminales es de conocimiento público... ¿por qué la Policía requieren de una denuncia para investigar lo que ya saben que está sucediendo, en vez de estar trabajando para prevenir estos casos?

En todos estos casos, los uniformados con los que hablé fueron amables y profesionales, y no tengo ninguna queja en contra de ellos. Es la oficina del Alcalde, la dirección de la Policía y el Transmilenio los que tienen la culpa. La semana pasada se publicó en los medios un artículo que señalaba que sumarían 1.000 policías al sistema Transmilenio, pero me esfuerzo por encontrar cualquier policía en el sistema y justo una semana después del anuncio, ocurre este robo masivo.
La única voz que el público tiene es los medios de comunicación. Así pues, aquí están las preguntas que, como los periodistas, nos hacemos:

A la Policía:

1. ¿Por qué es tan difícil para las víctimas para presentar denuncias?
2. Sabiendo lo difícil que es, ¿por qué la Policía se sorprende de que nadie presente una denuncia?¿por qué perder tiempo presentando una denuncia ?
3. ¿Por qué la Fiscalía archiva las quejas?
4. ¿Qué protección se proporcionará a quienes hacen denuncian?
5. ¿Por qué, ya que estas bandas son bien conocidos, la Policía no hace mayores esfuerzos para proteger a la gente? ¿Y por qué necesitan una denuncia para investigar? ¿Necesitan el cuerpo de algunos pasajeros inocentes antes de que se tome la acción?
6. ¿Por qué piensan los policías que las Cámaras proporcionarán algún tipo de protección para los pasajeros? (Si di datos como placa y nombre del que me robó y no pasó nada, por qué pensar que una imagen borrosa podrá ayudar?
7. Finalmente, ¿dónde quedan las acciones de prevención?

Para el Transmilenio:

1. ¿Por qué no ofrecen seguridad en su sistema? Mi lugar de trabajo tiene vigilancia; mi modesto conjunto tiene vigilancia; los negocios, tiendas y hasta los supermercados más pequeños tienen Vigilancia... ¿por qué el sistema de transporte masivo más grande en el país no tiene la seguridad?
2. Por qué no hay radios en las estaciones para que se comuniquen los funcionarios para alertar cuando va un bus con ladrones abordo?
3. ¿Por qué se imaginan que unos pocos "bachilleres auxiliares" proporcionan algún tipo de seguridad?
4. ¿Por qué la ciudad debe proporcionar, a costo de los contribuyentes, la seguridad con la policía?

* Profesor, Facultad de Jurisprudencia, Universidad del Rosario