La actividad física, el remedio para prevenir cáncer y enfermedades del corazón

Este 6 de abril se celebra el Día Internacional de la actividad física.

Los mayores de 18 años deben hacer actividad física moderada al menos media hora al día.Archivo EFE

En el marco de la celebración del Día Internacional de la actividad física, el Ministerio de Salud recuerda la importancia de la actividad física en la vida diaria del ser humano.

La cartera de la Salud informa que realizar algún tipo de actividad física como caminar rápido, montar en bicicleta, nadar, patinar, bailar, empujar una silla de ruedas, jugar ping pong hasta hacer tarea de limpieza en casa, durante al menos 150 minutos semanales ayuda a prevenir el cáncer, enfermedades del corazón, la diabetes, entre otras enfermedades.

El Ministerio recomienda a los menores de 18 años hacer deporte ‘moderado’ mínimo una hora diaria y a los mayores de 18 años al menos media hora al día.

Estas son algunas recomendaciones para mejorar su salud:

Realice actividades de fortalecimiento muscular, por lo menos, dos veces por semana

Ayudan a los músculos y a los huesos a estar fuertes, mejoran la postura y a prevenir enfermedades como la osteoporosis. Se deben realizar ejercicios para los brazos, el tronco y las piernas, por ejemplo: levantar y cargar bolsa con mercado, hacer ejercicios como abdominales, flexiones de brazo, hacer barras, subir escaleras, artes marciales, algunas clases de gimnasio como pilates o hacer rutinas con pesas.

Limite el tiempo dedicado a ver televisión, internet o video juegos a menos de 2 horas al día

Estar sentado o en una misma posición por tiempo prolongado en frente de pantallas es perjudicial para su salud. Limite el tiempo a estas actividades. Busque actividades donde su cuerpo se mueva.

Evite el uso del transporte motorizado

Busque caminar, montar en bicicleta, patines, patineta o remar como medio de transporte. Busque senderos peatonales o ciclo rutas cerca de usted y úselas.

Prevenga los riesgos potenciales de la actividad física

La actividad física es muy segura para la mayor parte de la población. Sin embargo, pueden ocurrir dolores o lesiones en huesos, músculos o articulaciones y en casos raros, alteraciones cardiacas como dolor en el pecho e inclusive, ataques cardiacos. La mejor forma de prevenirlos es comenzar con actividades suaves y progresar lentamente a actividades más exigentes. El volverse más activo físicamente requiere tiempo y constancia. ¡No puede haber afán!. Si tiene dudas sobre su salud antes de comenzar a ser activo consulte a su médico.

¿Cómo lograr ser más físicamente activo?

Lo más importante es estar convencido de querer hacerlo. Sin embargo, existen algunas estrategias que mejoran la posibilidad de lograrlo: Busque actividades que le gusten y en las que se sienta confortable. La actividad física se debe disfrutar y debe divertir. Póngase metas realistas y vaya avanzando en forma progresiva, los cambios se dan paso a paso. Registre las actividades que va realizando diariamente, de esta forma va evidenciando sus progresos. Involucre a otros miembros de su familia o amigos, la compañía ayuda al cambio. Evalúe las dificultades que se le presenten y busque soluciones para superarlas.

últimas noticias