Al recibir licencia de conducción se eleva el riesgo de accidente entre adolescentes

Los conductores adolescentes tienen ocho veces más de probabilidades de estar involucrados en una colisión durante los primeros tres meses después de recibir su licencia de conducir.

Pixabay.

Los conductores adolescentes tienen ocho veces más de probabilidades de estar involucrados en una colisión, o un incidente donde casi hay una colisión, durante los primeros tres meses después de recibir su licencia de conducir, a diferencia de cuando todavía conducían con su permiso de aprendizaje, según un estudio dirigido por los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos y publicado en el Journal of Adolescent Health.

De acuerdo al estudio publicado por esta entidad, los adolescentes también tienen cuatro veces más de probabilidades de participar en conductas de riesgo, tales como la aceleración rápida, el frenazo y giras bruscas al volante, durante este periodo. En comparación, los adolescentes todavía con el permiso de aprendizaje condujeron con seguridad y su índice de conducción arriesgada y de colisiones, o de incidentes donde casi hay una colisión, es similar a los de los adultos. 

"Dado el repentino aumento del riesgo de un accidente y lesiones cuando el adolescente comienza a conducir de forma independiente, nuestras conclusiones sugieren que pueden beneficiarse de una reducción más gradual de la supervisión de un adulto durante los primeros tres meses de conducir solos", dijo a través de un comunicado Bruce Simons-Morton, uno de los autores del estudio.

El estudio, que incluyó a 90 adolescentes y 131 padres, encontró que el índice de colisiones, y de incidentes donde el adolescente casi tiene una colisión, no se redujo durante el primer año de la conducción independiente, mientras que el índice de conducción arriesgada se redujo ligeramente. Según los investigadores, si los adolescentes aprendieran de sus experiencias, se esperaría que los riesgos de conducir se reduzcan consistentemente con el tiempo.

Al comparar el riesgo por género, el equipo del estudio encontró que el índice de conducción arriesgada no difiere durante el periodo de aprendizaje. Sin embargo, cuando los adolescentes entraron en la etapa de la conducción independiente, los chicos tenían un índice de conducción arriesgada más alto. El índice no se redujo consistentemente con el tiempo para los chicos; en cambio para las chicas, sí hubo una reducción. El índice de colisión y de incidentes en que el adolescente casi tiene una colisión fue parecido para ambos géneros y periodos de conducción.

"Durante el periodo de conducir con un permiso de aprendizaje, los padres están presentes, por lo que hay ciertas habilidades que los adolescentes no pueden aprender hasta que actúen por cuenta propia", dijo en el comunicado de la institución Pnina Gershon, el autor principal del estudio. "Necesitamos una mayor comprensión de cómo ayudar a los adolescentes a aprender las habilidades de conducción seguras al no estar presentes los padres u otros adultos".

 

Temas relacionados

 

últimas noticias