Alerta en EE.UU. por aumento de diabéticos

El informe precisa asimismo que 208.000 menores de 20 años sufren de diabetes tipo 1 (juvenil) o de tipo 2.

Unos 29 millones de estadounidenses sufrían diabetes en 2012, lo que representa un aumento de 11,5% con respecto a 2010, según un informe de las autoridades sanitarias calificado de "alarmante" y divulgado este martes.

Una de cada cuatro personas padece de diabetes tipo 2, precisan los Centros federales de Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Además de los 29 millones de adultos afectados por la diabetes -un 9,3% de la población-, 86 millones, es decir, uno de cada tres, son prediabéticos (con un nivel mayor de glucosa en la sangre de lo normal).

Si no pierden peso y hacen alguna actividad física, entre 15 y 30% de estas personas desarrollarán diabetes en cinco años, advierten los CDC.

La obesidad, que afecta a más de un tercio de los adultos estadounidenses, es el principal desencadenante de la diabetes tipo 2. Los funcionarios de salud hablan de una verdadera epidemia llamada "diabesidad".

"Estas últimas estadísticas son alarmantes y señalan la necesidad de intensificar las medidas para reducir la carga de la diabetes en nuestro país", insiste la doctora Ann Albright, directora de la División de Diabetes de los CDC.

El diagnóstico de la diabetes se duplica entre los negros, los hispanos, los indígenas y los oriundos de Alaska respecto de los blancos no hispanos, constataron los investigadores.

Pero la proporción de adultos en Estados Unidos que son prediabéticos es casi similar entre los blancos (35%), los negros no hispanos (39%) y los hispanos (38%).

El informe precisa asimismo que 208.000 menores de 20 años sufren de diabetes tipo 1 (juvenil) o de tipo 2.

La diabetes es una enfermedad grave caracterizada por altos niveles de glucosa en la sangre. Puede ser mantenida a raya con actividad física, una dieta adecuada, el uso apropiado de la insulina e incluso un tratamiento.

Los diabéticos tienen un riesgo mayor de padecer enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal y complicaciones graves como pérdida de visión, amputación de dedos, de pies o de piernas e incluso una muerte prematura, señala el informe.

Según los CDC, en 2012, la diabetes y sus complicaciones asociadas costaron 245.000 millones de dólares en cuidados médicos y el déficit económico en comparación a 174 millones en 2007.

Temas relacionados

 

últimas noticias