Alzhéimer: precio de la inteligencia humana

Hace 50.000 a 200.000 años el cerebro humano estaba pasando por un nuevo proceso.

Humanos son los únicos seres vivos que padecen de alzhéimer. / Flickr - Golly Gforce

El hombre inteligente empezaba a nacer y por medio de la selección natural seis genes de su cerebro cambiaron para aumentar la conectividad entre las neuronas. Sin embargo, esta nueva capacidad intelectual tuvo un efecto alterno: los mismos seis genes están relacionados con la enfermedad de Alzheimer.

Para llegar a esta conclusión, Kung Tang, genetista del Instituto de Shanghái para las Ciencias Biológicas, en China, recolectó el ADN de distintos humanos modernos. Con el objetivo de buscar rastros de este proceso evolutivo, el grupo de científicos que lo acompañó examinó el genoma de 90 personas con ancestros africanos, asiáticos y europeos, e identificó los patrones que varían según los cambios en el tamaño de la población y la selección natural.

¿Su conclusión? La pérdida de memoria se desarrolla a medida que los cerebros luchan con la nueva demanda metabólica impuesta por el aumento de la inteligencia.

De hecho, la especulación del científico también explicaría por qué la especie humana es la única que presenta esta enfermedad, pues ni siquiera los chimpancés, el primate más cercano, sufre de ella.

Según lo afirma la revista Nature, el análisis que desarrollaron estos científicos fue “engañoso”, pues ambos efectos se mimetizan mutuamente. Por esto, para controlar los efectos en los cambios de la población, los investigadores estimaron cómo varia el tamaño de ésta a través del tiempo. Luego identificaron los segmentos del genoma que no encajaban con la historia genética de cada población, revelando las secuencias de ADN que serían rasgos comunes de la selección natural.

Al rastrear los eventos genéticos que ocurrieron hace 500.000 años, los investigadores también revelaron que las fuerzas evolutivas que formaron al humano moderno ocurrieron, precisamente, hace 200.000 años.