Anorexia nerviosa: el fantasma que aflora los miedos y apaga la vida