Aprobado primer páncreas artificial

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) avaló un dispositivo que proporciona la insulina al cuerpo para regular los niveles de azúcar en la sangre.

El dispositivo fue aprobado para diabéticos mayores de 14 años. / iStock

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas e inglés) aprobó el primer páncreas artificial para tratar a las personas con diabetes tipo 1 en Estados Unidos. El dispositivo controla los niveles de azúcar en la sangre de una persona y, si es necesario, proporciona automáticamente la insulina.

Alrededor del 5 % de los 29 millones de estadounidenses tienen diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune causada cuando el cuerpo destruye por error las células pancreáticas que producen hormonas como la insulina y el glucagón, que controlan el azúcar en la sangre.

Los altos niveles de glucosa dañan los pequeños vasos sanguíneos, por eso, esta enfermedad puede conducir a la ceguera, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares e insuficiencias renales. Incluso, si los niveles caen mucho, la gente puede morir.

Ya se habían creado otros aparatos portátiles capaces de hacerle seguimiento a la insulina y controlarla de manera automática con continua dosificación. Sin embargo, esta es la primera vez que se lanza al mercado un monitor de azúcar en la sangre que además administra la insulina.

“Este es el primero de su clase. La tecnología puede proporcionarles a las personas con diabetes tipo 1 una mayor libertad de vivir sus vidas sin tener que vigilar constantemente y de forma manual los niveles de glucosa y administrar la insulina”, dijo el doctor Jeffrey Shuren de la FDA.

El dispositivo ya está aprobado para personas mayores de 14. Sin embargo, las personas que lo usen tendrán que introducir manualmente la insulina después de comer.

Hoy en día, la empresa que lo comercializará, llamada Medtronic, realiza estudios clínicos para evaluar la seguridad y eficacia del dispositivo en niños diabéticos de 7 a 13 años.

La compañía aseguró que el nuevo páncreas costará entre US$6.000 y US$9.000, pero ese precio dependerá del plan de seguro de salud de los pacientes.

Temas relacionados