Brasil producirá formulación pediátrica de medicina contra Chagas

Un laboratorio público brasileño producirá la formulación pediátrica de la medicina más utilizada en el mundo contra la enfermedad de Chagas, mal que provoca cerca de 50 mil muertes al año en el continente americano, y la distribuirá a precio de costo en todos los países latinoamericanos.

El proyecto será posible gracias al acuerdo de asociación firmado en la ciudad brasileña de Recife por el Laboratorio Farmacéutico del Estado de Pernambuco (Lafepe) y la organización internacional Iniciativa de Medicinas para Enfermedades Olvidadas (DNDi).
 
El acuerdo prevé que el Lafepe produzca la versión para niños del benzonidazol y lo distribuya a precio de costo en los 21 países de Sur y Centroamérica en los que la enfermedad es endémica y en los que habría 8 millones de personas con el parásito en su sangre.

“Como no existe una medicina contra el Chagas especialmente formulada para los niños infectados, actualmente el fármaco para adultos es partido en varios fragmentos, incluso hasta en doce, para ser suministrado a los menores”, explicó el vocero en Brasil de la DNDi, Flavio Guilherme Pontes.

“Esa estrategia es arriesgada debido a que posibles errores en la fragmentación pueden reducir la eficacia del medicamento, así como afectar su calidad, su absorción por el organismo y su seguridad”, agregó Pontes.

El benzonidazol es desde la década del setenta la principal medicina utilizada para el tratamiento del Chagas en todo el mundo.

El Lafepe, segundo mayor laboratorio público de Brasil, es actualmente el único en todo el mundo que cuenta con la tecnología de producción del benzonidazol, que fue transferida por la multinacional Roche al Gobierno brasileño.

La medicina por primera vez adaptada para los menores podrá estar a disposición de los pacientes a finales de 2009, según la DNDi, una asociación impulsada por Médicos Sin Fronteras y de la que forman parte organizaciones multilaterales y centros de estudios como el Instituto Pasteur (Francia) y la Fundación Oswaldo Cruz (Brasil).
 
“La asociación entre el DNDi y el Fafepe es una respuesta a la comunidad internacional que trabaja en el combate al Chagas y que definió entre las mayores prioridades una formulación pediátrica del benzonidazol”, según Isabela Ribeiro, responsable por la DNDi en Brasil, en declaraciones citadas en un comunicado del organismo.

El acuerdo prevé que el Fafepe produzca la medicina en su versión pediátrica con la colaboración de la DNDi, que lo apoyará en el proceso de registro, en las gestiones de precalificación ante la Organización Panamericana de Salud (OPAS) y en la definición de las estrategias de distribución en los países endémicos.

El laboratorio brasileño será responsable por los estudios para desarrollar la fórmula y validar los métodos, por el suministro de los documentos necesarios para registrar el producto y por el aporte de las materias primas, equipos y personal técnico necesario.

“Estamos felices en poder trabajar con el apoyo técnico y administrativo del DNDi. Este acuerdo permitirá el suministro del producto en cantidad suficiente para atender la demanda de los países en donde el Chagas es endémico”, afirmó el presidente del Lafepe, Luciano Vasquez, citado en el mismo comunicado.

El director ejecutivo de la DNDi, Bernard Pécoul, afirmó que la asociación forma parte de la estrategia de la organización para investigar y desarrollar nuevos y mejores remedios contra el Chagas.

La DNDi, dedicada al desarrollo de medicinas contra las llamadas enfermedades olvidadas por no interesar a los grandes laboratorios y que afectan principalmente los países pobres, realiza actualmente estudios clínicos de seis nuevos fármacos y estudios preclínicos de otros cuatro.

La enfermedad del Chagas, descubierta en 1909 por el médico brasileño Carlos Chagas, es causada por el Trypanosoma Cruzi, un protozoo flagelado que utiliza como huésped animales silvestres y domésticos.

El parásito puede llegar al hombre a través de picaduras de vinchucas o chinches, que a su vez han picado antes a los animales infectados.


 

Temas relacionados