EE.UU. calcula 383 casos de salmonelosis por consumo de tomates crudos

El Gobierno estadounidense anunció que el número de afectados por el brote de salmonelosis debido al consumo de tomates crudos asciende a 383, de los cuales 106 casos fueron descubiertos esta semana.

El Centro de Control de Enfermedades (CDC), una agencia pública estadounidense, indicó que la mayoría de los casos se ha detectado hace pocas semanas.

Los casos se están analizando en los laboratorios del CDC, donde se acumula el trabajo, y, según las autoridades, todavía no se ha conseguido acabar con el brote.

“Creemos que el brote no se ha terminado”, dijo Rober Tauxe, miembro del CDC.

Las autoridades sanitarias estadounidenses investigan desde el pasado tres de junio un brote de salmonelosis que se ha extendido a nueve estados del país, entre ellos Texas, Nuevo México, Arizona, Utah, Colorado, Kansas, Idaho, Illinois e Indiana.

Desde el principio se ha apuntado al consumo de tomates crudos como la causa de esta enfermedad, lo que ha llevado a numerosos establecimientos como la cadena de supermercados Walmart a retirar este producto de todos sus establecimientos.

McDonals también ha suspendido temporalmente por seguridad este ingrediente de sus hamburguesas.

El Gobierno ha aumentado las inspecciones de ese vegetal, sobre todo los traídos de México, de donde procede el 84 por ciento de los tomates que se consume en Estados Unidos.

La Agencia de Alimentos y Fármacos de EE.UU. (FDA) ha pedido a los estadounidenses no comer tomates rojos redondos crudos y tomates alargados de las variedades “roma” y “ciruela”.
 
La FDA ha indicado que es seguro comer otras variedades de esa fruta y los tomates vendidos aún en rama y ha declarado seguros los tomates cultivados en Baja California y los importados de Guatemala, República Dominicana y Puerto Rico.

Según el CDC, el brote actual es causado por la Salmonela Saintpaul, una variedad rara de la bacteria que solo infectó a tres personas el año pasado en Estados Unidos.

Temas relacionados