El consumo moderado de alcohol puede prevenir la artritis

La ingesta del equivalente de cinco copas de vino a la semana puede reducir el riesgo de artritis reumatoide en hasta un 50 por ciento, según dos estudios escandinavos cuyos resultados son publicados en la revista <em>Annals of Rheumatic Diseases</em>.

El alcohol tiene propiedades antiinflamatorias que puede proteger contra enfermedades del mismo tipo, señalan los investigadores del instituto Karolinska, de Estocolmo, que estudiaron a más de 2.750 personas y tuvieron en cuenta los riesgos genéticos y medioambientales de desarrollo de la artritis.

A todos los participantes, la mitad de los cuales habían desarrollado la enfermedad, se les preguntó por su estilo de vida, por cuánto bebían y fumaban, y al mismo tiempo se les hicieron análisis de sangre para detectar posibles factores genéticos.

El efecto del consumo de alcohol resultó ser el mismo en los hombres que en las mujeres aunque las mujeres tienen el doble de probabilidades de contraer la enfermedad.

Según el doctor Henrik Kallberg, miembro del equipo investigador, uno de los resultados más importantes del estudio es que el tabaco es un factor de riesgo muy significativo en el desarrollo de la artritis reumatoide.

Es importante saber además, explica Kallberg, que "el consumo moderado de alcohol no es nocivo y puede incluso en determinadas circunstancias ser beneficioso para prevenir la artritis reumatoide".

Por su parte, el profesor Robert Moots, de la Campaña para Investigaciones sobre la Artritis, del Reino Unido, reconoció que es posible que la ingesta de alcohol proteja contra la artritis aunque agregó que el estudio no llega a conclusiones definitivas y no se sabe tampoco cómo actúa la bebida.

Advirtió que "no hay ninguna duda de que los excesos alcohólicos son muy nocivos para la salud y que los riesgos derivados contrarrestan con creces los beneficios potenciales de prevención de la artritis".

El experto británico avisó al mismo tiempo de que el consumo excesivo de alcohol es especialmente peligroso en pacientes que toman fármacos contra el reuma que pueden causarles problemas hepáticos.

Temas relacionados