Simulador de realidad virtual en la Clínica Shaio

Un simulador de alta tecnología perimite realizar intervenciones quirúrgicas complejas, como las relacionadas con el corazón. En Colombia existe uno solo y fue donado por Johnson & Johnson a la Shaio.

Al robot  se le proporciona los datos del paciente, para definir paso por paso cuál es el procedimiento, y así, en la operación se proceda adecuadamente, disminuyendo los riesgos, y procededer de manera casi exacta.

El aparato se parece a un equipo de angiografía -con el que se identifican por medio de imágenes  vasos circulatorios que no son visibles a través de la radiología convencional-. Este tipo de tecnología no sólo es un beneficio para los médicos, sino también para los pacientes, quiénes reducen el riesgo de contraer complicaciones durante la intervención.

Luis Ignacio Calderón, jefe de Hemodinamia de la Clínica Shaio, asegura que “el simulador de realidad virtual sirve para que lo médicos, especialistas o practicantes, puedan trabajar con el robot, para que cuando lleguen al paciente , las complicaciones que puedan tener en el simulador sean exactamente iguales que en la realidad”.

Alrededor de 40 médicos se han visto beneficiados con esta tecnología; diariamente se revisan entre 12 y 15 casos de pacientes que después han sido tratados de manera exitosa, afirma. Con este simulador se pueden tratar enfermedades como: cardiología intervencionista, es decir los que padecen de endurecimiento de las arterias del corazón, cardiopatías congénitas, arterioesclerosis, entre otras.

Este simulador trae grandes ventajas a la medicina; los médicos, cardiólogos, hemodinamistas, cirujanos vasculares, neuroradiólogos, neurólogos intervencionistas, pueden trabajar en diferentes pacientes. El computador les da una serie de puntajes, donde se informa qué se hizo bien y qué se hizo incorrectamente. Así mismo, indica las complicaciones que tuvo el especialista en el momento del procedimiento.

Introducir en el simulador los datos del paciente no tiene ningún costo; hoy en día se hace esto para investigación. La Clínica Shaio ha sido escogida por Johnson & Johnson, creador del sistema, para difundir la capacitación de médicos en entrenamiento para operaciones de grandes proporciones.

Calderón afirma que por los altos costos que demanda el sistema, “un simulador puede costar 500 mil dólares; por eso es imposible que los diferentes hospitales lo puedan utilizar de forma generalizada”. En Latinoamérica existen sólo tres robots,  en Colombia, Brasil y Argentina.

 

últimas noticias