Tratamiento experimental salva a un paciente de cáncer en la piel

Un hombre del estado de Oregón, a quien le dieron menos de un año de vida, tuvo una remisión completa de un avanzado cáncer de piel después que un tratamiento experimental reforzó su sistema inmunológico para combatir los tumores.

El giro dramático del paciente de 52 años de edad fue el único éxito en un estudio reducido, lo que lleva a los médicos a mostrarse cautelosos. Sin embargo, el tratamiento difundido en la edición del jueves de la publicación New England Journal of Medicine se considera la más reciente en una pequeña serie de éxitos contra variedades mortales de cáncer de piel.
 
“La inmunoterapia se ha convertido en el enfoque más promisorio” para enfrentar el cáncer de piel mortífero, dijo el Dr. Darrell Rigel, investigador dermatológico en el Instituto Oncológico de la Universidad de Nueva York que no participó en el estudio.
 
De todos modos, los experimentos de estimulación del sistema inmunológico todavía no han rendido una terapia consistente. Aun los investigadores que trabajaron en el experimento con nueve pacientes y un solo éxito se apresuran a poner el resultado en perspectiva. “Se trata de un solo paciente”, dijo el coautor del estudio Dr. Cassian Yee del Instituto de Investigación Oncológica Fred Hutchinson en Seattle.
 
Y dos años después de su notable recuperación, el paciente cortó contacto con los investigadores, y los científicos desconocen su situación actual. El individuo, que vive en un pequeño pueblo en Oregón, se ha negado a dar entrevistas a la prensa, dijo Yee.
 
El melanoma es un cáncer en las células de la piel que produce pigmentos y hace broncear la piel, como parte del intento del organismo por protegerse de la radiación ultravioleta de la luz solar. El cáncer comienza cuando la radiación sobrecarga y daña las células, causando mutaciones.
 
Unos 62 mil casos nuevos se diagnostican en Estados Unidos cada año, y hay unas ocho mil muertes por melanomas.
 
Captados a tiempo, los melanomas pueden ser tratados fácilmente por medios quirúrgicos removiendo la piel cancerosa. “Pero una vez que se propaga, básicamente no se la puede detener”, dijo Rigel.
 
Pero recientemente los científicos empezaron a concebir otra opción: ayudar al sistema inmunológico para que haga el trabajo.
 
Temas relacionados

 

últimas noticias

Y donde estaba la madre cuando…?