México confirma 260 casos de gripe AH1N1

De estos casos reportados, 12 han terminado en el fallecimiento de las personas. Autoridades se muestran optimistas.

El gobierno de México informó este jueves que el número de casos confirmados de gripe AH1N1 ascendió a 260, incluidos 12 fallecidos, aunque consideró que el contagio podría comenzar a bajar en los siguientes días.

El secretario mexicano de Salud, José Angel Córdova, dijo que el incremento no significa que hayan fallecido más personas, sino que se han realizado más pruebas. El registro anterior era de 99 casos, incluidos ocho fallecidos.

Córdova dijo que México tiene ahora un laboratorio en marcha para hacer pruebas en el país y confirmar la presencia del virus. “En la medida que nuestra capacidad de análisis se incrementa es posible ampliar el número de casos que se estudian y eso implicará que en los próximos días, el número de casos acumulados irá variando”, dijo en rueda de prensa.

En el último día se han logrado hacer 200 pruebas, y el gobierno trabaja para instalar otros cinco laboratorios que incrementarán la capacidad. El funcionario dijo que aún no se sabe por qué ha sido más agresivo el virus en México que en otros países, aunque consideró que podría mutar rápidamente.

El director del Centro de Nacional de Vigilancia Epidemiológica, Miguel Angel Lezana, dijo que anualmente fallecen en México unas 20.000 personas por neumonía, y entre marzo y abril el promedio de muertes es de entre 1.500 y 1.800.

El gobierno federal pidió a los mexicanos mantenerse en casa y ordenó el cierre por cinco días de actividades públicas y privadas no esenciales para enfrentar la epidemia de influenza AH1N1 que se acerca a una pandemia.

Córdova expresó que no dará una cifra nueva de fallecimientos sospechosos, que hasta la noche del miércoles dijeron era de 176. Refirió que de los 12 fallecidos, siete fueron atendidos en el Distrito Federal (capital); cuatro en el vecino Estado de México y uno en el estado sureño de Oaxaca.

Añadió que cuatro son hombres y ocho mujeres, y de ellos había un caso en un rango de edad de 0 a 10 años; uno de 11 a 20 años; cuatro de 31 a 40 años; uno de 41 a 50 años, y dos de 51 a 60 años. En una entrevista con AP, Córdova se dijo optimista porque los antivirales han funcionado para curar a los pacientes que han llegado no más de 72 horas después de los primeros síntomas. Refirió que de los 248 contagiados confirmados, la mayoría ya fue dada de alta de hospitales.

El secretario de Comunicaciones, Juan Molinar, informó que México ha instalado 10 cámaras térmicas en el aeropuerto internacional de la capital para detectar cambios de temperatura entre los pasajeros y están por adquirir 30 o 40 más para colocar en otras siete terminales aéreas de gran afluencia.

La oficina de Molinar informó que unos 50 vuelos —unos 30 nacionales y 20 internacionales— han sido cancelados en los últimos días, además de que compañías de cruceros han determinado no atracar en puertos mexicanos por el brote epidémico.

La Cámara de Diputados solicitó el jueves al Ejecutivo constituir un fondo especial de al menos 5.000 millones de pesos (unos 363,8 millones de dólares) para enfrentar la emergencia por la epidemia. Córdova dijo en la conferencia que hasta el momento se han distribuido en el país 250.000 dosis de antivirales —de un millón que ya tenía el gobierno— en todo el país.

Explicó que las dosis sólo se dan en casos de cuadros clínicos “altamente sugestivos” de que tengan la enfermedad. En el caso de los familiares de los muertos y de los contagiados, dijo que a partir del miércoles se inició un seguimiento para determinar si presentan síntomas y en su caso darles antivirales.

Añadió hay un grupo de riesgo a los que se les da un tratamiento preventivo con pastillas, que incluye a médicos, enfermeras, integrantes de las fuerzas armadas y personal auxiliar que ha estado en contacto con personas contagiadas.

Córdova dijo que el lunes podrían tener elementos para anunciar si continúan las restricciones o las reducen, aunque insistió que el virus no se podría acabar de un día para otro. “No hay insecticida para matar el virus”, señaló.

Comentó que desde el inicio de la epidemia la semana pasada, México ha procesado 547 pruebas de influenza AH1N1. El gobierno del presidente Felipe Calderón anunció que entre el 1 y 5 de mayo sólo se realizarán actividades esenciales como supermercados, hospitales, farmacias, gasolineras. “No hay lugar más seguro para evitar contagiarse con el virus de la influenza AH1N1 que tu propia casa”, señaló el mandatario en un mensaje emitido en cadena nacional.

Desde el 24 de abril, la ciudad de México y sus alrededores comenzaron a ver reducidas las actividades cuando se suspendieron las clases de todos los niveles. Tres días después la prohibición para ir a las escuelas se extendió a todo el país y se suspendieron otras actividades desde cines y teatros hasta misas.

Temas relacionados