Uno de cada 3 cánceres de mama detectados con mamografía es inofensivo

Según revela un estudio publicado en “British Medical Journal”.

La investigación, que analizó datos de programas estatales de control de ese cáncer en el Reino Unido, Canadá, Australia, Suecia y Noruega, advierte del riesgo de un exceso de diagnóstico, aunque reconoce que, como es imposible diferenciar entre un cáncer letal y otro que no lo es, todos se tratan por precaución.

Se entiende por exceso de diagnóstico la detección, mediante la tecnología, de cánceres inofensivos que no causarán síntomas en la paciente ni muerte prematura, sea porque el tumor crece tan despacio que la persona fallece de otras causas antes de aparecer los síntomas o porque se mantiene durmiente o incluso retrocede.

Karsten Jorgensen y Peter Gotzsche, del Nordic Cochrane Centre, y otros expertos señalan que, ante las dudas sobre su peligrosidad, se tratan todos los cánceres, pero instan al mundo académico a intentar establecer “umbrales” para hacer diagnósticos más precisos.

Por ejemplo -sugiere H. Gilbert Welch en un artículo complementario-, se podría recomendar la biopsia sólo para masas mamarias mayores de un cierto tamaño, en un experimento aleatorio.

Para determinar la proporción de exceso de diagnóstico, Jorgensen y Gotzsche analizaron las estadísticas de incidencia del cáncer antes y después de introducir programas públicos de control mamográfico en los países mencionados, y hallaron que su implantación coincidía con un aumento de los diagnósticos.

Los autores estimaron los niveles de diagnóstico excesivo en cada país: en el Reino Unido, un 57 por ciento; un 59 por ciento para Manitoba (Canadá); New South Wales (Australia), un 53 por ciento; Suecia, un 46 por ciento, y Noruega, 52 por ciento. Una media del 52 por ciento.

Los autores extrapolaron así que uno de cada tres cánceres detectados a través de programas públicos de control radiográfico había sido diagnosticado por exceso.

 

Temas relacionados