Alemania prohíbe que los menores de edad acudan a centros de bronceado

Éste tipo de práctica eleva el riesgo de padecer cáncer de piel.

Los menores de 18 años ya no podrán acudir a los solariums con la intención de broncearse más rápidamente, conforme a una ley que aprobó hoy el Bundesrat, cámara alta del Parlamento alemán.

El Bundesrat adoptó esa decisión ante el elevado riesgo de padecer cáncer de piel que se deriva de la exposición regular a radiación ultravioleta artificial antes de los 18 años.

Asimismo, la ley determina que debe fomentarse la protección de todos los pacientes que deban exponerse a radiaciones ultravioletas por indicación de su médico o su dentista.

Se establecerán, mediante leyes adicionales, una serie de valores límite, que no deberán sobrepasarse, y sólo los médicos especializados podrán prescribir una terapia con radiación.

Conforme a esa normativa, si el propietario de un centro de bronceado permite la entrada a un menor, puede ser sancionado con hasta 50.000 euros de multa.

En el caso de las personas que tienen menos de 30 años y se exponen a los rayos ultravioleta con frecuencia, el riesgo de padecer cáncer de piel a lo largo de su vida aumenta en torno a un 35 por ciento, informó la Asociación Alemana contra el Cáncer.

Según los datos facilitados por esa organización, cada año se diagnostica cáncer de piel a unas 140.000 personas en Alemania, de las cuales 22.000 padecen finalmente un melanoma o un cáncer maligno, y alrededor de 3.000 personas mueren al año debido por esa dolencia.

En virtud de la nueva normativa, se prohíbe también disponer de aparatos de radiaciones artificiales en casa.

Temas relacionados