Obesidad surge como factor de riesgo en gripe severa

Las personas obesas podrían correr el riesgo especial de morir debido al virus AH1N1.

Describieron los casos de 10 pacientes en un hospital de Michigan que estaban tan enfermos que debieron ser conectados a ventiladores mecánicos. Tres murieron. Nueve de los 10 eran obesos, siete de ellos eran severamente obesos, incluidos dos de los tres que murieron. 
 
El estudio, publicado como un avance del reporte semanal del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) sobre fallecimientos y contagios, también sugiere que los doctores pueden duplicar con seguridad la dosis usual de oseltamivir, la medicina de Roche AG vendida bajo el nombre de Tamiflu.  

“Lo que esto sugiere es que puede haber severas complicaciones asociadas con la infección del virus, especialmente en los pacientes severamente obesos”, el experto en virus del CDC, médico Tim Uyeki. 

“Y cinco de esos pacientes tenían (...) evidencia de coágulos de sangre en los pulmones. Anteriormente no se sabía que esto ocurriera en pacientes con infecciones severas del virus de la influenza”, dijo Uyeki en una entrevista telefónica.  

La doctora Lena Napolitano del Centro Médico de la Universidad de Michigan y colegas estudiaron los casos de 10 pacientes admitidos en la unidad de cuidados intensivos de la universidad con el síndrome de problemas respiratorios severo agudo provocado por la infección con el H1N1.  

“De los 10 pacientes, nueve eran obesos (con un índice de masa corporal superior a 30), incluidos siete que eran extremadamente obesos (IMC superior a 40)”, escribieron en su reporte.

Su estudio no fue diseñado para ver si la obesidad o algún otro factor representan un riesgo especial para la influenza. Pero los investigadores quedaron sorprendidos al ver que siete de los 10 pacientes eran extremadamente obesos.

 

Temas relacionados